Una embarazada brasileña murió a metros del altar y dio a luz

La novia, de 30 años, sufrió un ACV cuando entraba a la iglesia.

Una mujer embarazada de seis meses murió a causa de un derrame cerebral momentos antes de ingresar a la iglesia donde iba a casarse. El hecho ocurrió el domingo en San Pablo, Brasil. La trágica noticia tuvo un costado esperanzador: su beba pudo nacer con 29 semanas de gestación.

Jessica Guedes, una enfermera de 30 años, comenzó a manifestar un fuerte malestar cuando se encontraba dentro de la limusina que la trasladaba a la iglesia para contraer matrimonio. Allí comenzó a sentirse mareada y con dolor en el cuello, pero continuó su viaje. Momentos después, cuando iba camino a la entrada de la iglesia, se desvaneció. Un video, publicado en las redes sociales por uno de los asistentes de la boda, muestra los minutos anteriores al hecho, donde se ve a la novia feliz saludar a la cámara.

Te puede interesar...

Dentro del lugar la esperaba su novio, un bombero de 31 años llamado Flavio Gonçalvez, quien se mostraba nervioso por la demora en llegar de su prometida. Fue un familiar allí presente quien ingresó al templo a pedir ayuda y a contar que la novia estaba desmayada. “Estaba preocupado porque la estaba esperando en el altar y estaba tardando mucho en entrar. Una prima suya corrió por la alfombra y me dijo que se había desmayado”, relató el hombre. En ese sentido, agregó: “Abrí la puerta del auto y ella estaba acostada pero recuperó la conciencia para hablar conmigo. Le dije: ‘Bebé, estoy aquí’. Ella respondió que todo estaba bien, pero que tenía un fuerte dolor en la nuca. En ese momento, me convertí en un rescatador, como lo he sido durante siete años en el Departamento de Bomberos: la saqué de la limusina, comencé con los primeros auxilios y pedí ayuda a mis amigos bomberos que estaban allí como invitados”. La mujer fue trasladada de urgencia a un centro de salud cercano y luego derivada a otro de mayor complejidad por la gravedad del caso. Los médicos que la asistieron revelaron que la mujer falleció a causa de un derrame cerebral, según consignó el medio The Sun.

En el informe médico se detalló que Guedes tuvo un accidente cerebrovascular, debido a la preeclampsia y al sangrado interno, lo que significó que los cirujanos se vieron obligados a extirpar el útero. Por lo grave de la situación, los doctores le realizaron una cesárea de emergencia para salvar la vida del bebé de 29 semanas, mientras la madre había sido declarada con muerte cerebral, y falleció después de la operación.

La beba, llamada Sophia, pesó apenas 930 gramos y midió 34 centímetros. Desde el momento de su nacimiento se encuentra en la unidad de cuidados intensivos neonatales del hospital privado de maternidad Pro Matre Paulista, y los profesionales estiman que es probable que pase al menos dos meses más allí. Desde el centro de salud informaron: “En este momento, todo el equipo de maternidad está priorizando el apoyo, la comodidad y la atención de la familia del teniente Gonçalves y de los pacientes (ayudándoles) con todas las medidas necesarias”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído