Una escucha revela que la caída de Dilma fue parte de un plan

Se buscó ocultar un hecho de corrupción que involucra a un funcionario del gobierno de Temer.

San Pablo.- El juicio político contra la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, fue abierto con apoyo del vicepresidente Michel Temer y de la oposición, hoy en el Poder Ejecutivo, como un pacto para frenar la Operación Lava Jato, según revelan escuchas del ministro de Planificación y hombre fuerte del gobierno interino, Romero Jucá, divulgadas ayer.

El escándalo de corrupción, de acuerdo con las escuchas telefónicas en poder de la Fiscalía General de la República y reveladas por Folha de Sao Paulo, fue el motivo principal para sacar a Rousseff del poder. Jucá está investigado por supuesta corrupción en obras del sector energético y es uno de los ministros más fuertes de Temer y hombre clave del sector conservador del Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB).

“Tiene que haber impeachment, no hay otra salida”, le dice Jucá, en marzo pasado, a otro investigado, colocado por el PMDB como presidente de Transpetro, subsidiaria de la petrolera estatal Petrobras, Sergio Machado, según las escuchas incluidas en la investigación.

Machado también está investigado por el juez Sergio Moro por participar supuestamente de sobornos en Petrobras, y en su conversación con Jucá dice que el Partido de la Social Democracia Brasileña del senador y ex candidato presidencial Aecio Neves y el canciller interino, José Serra, también están en el foco judicial.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído