Una heladería te hace descuento si llevás tu tupper

El objetivo es evitar el uso de telgopor e inculcar el cuidado del medioambiente.

Ailín Trepiana - trepianaa@lmneuquen.com.ar

Las medidas para cuidar el medioambiente empezaron a implementarse en la ciudad a través de decisiones del Municipio u ordenanzas y, con el paso del tiempo, fueron los propios comerciantes quienes tomaron la iniciativa para imponer otras alternativas ecológicas. Ahora, una pequeña heladería artesanal del oeste ofrece la posibilidad de que los vecinos compren helado llevando su propio envase y, como forma de recompensa e incentivo, obtengan un 10 por ciento de descuento.

Te puede interesar...

La influencer y activista por un consumo responsable conocida como “La loca del táper” fue parte de la inspiración para Estefanía González, quien comparte su emprendimiento Merlí con su hermano, Guillermo González, que se ocupa de la elaboración del helado en la fábrica. Estefanía reconoce, además, que empezó a interesarse por la conciencia ecológica a partir de lo ocurrido con los incendios masivos en la Amazonia y la difusión de acciones individuales que pudieran ayudar al cuidado de la naturaleza.

La joven de 29 años inauguró el local el 21 de septiembre del 2018 y, aunque por el momento impulsó la idea de comprar helado con tupper, sus ideas no tienen límites. “Lo ideal sería poder tener acá mismo el recipiente reutilizable y también bolsas térmicas. Además, también pienso en ofrecer vasos de vidrio para la gente que consume licuados en el lugar y tener otro tipo de bombillas y cucharitas”, detalló la comerciante.

Sin embargo, dijo que al ser un emprendimiento pequeño, en donde trabajan cinco personas, requiere de una inversión alta con la que, por el momento, no cuentan. “Esto es una forma de empezar, nosotros somos una heladería chica, pero si lo hicieran las cadenas más grandes, esto tendría mayor impacto”, propuso.

heladeria merli tupper

La promoción fue lanzada por Merlí, ubicada en San Martín 4442, el sábado pasado a través de las redes sociales, y al día siguiente ya había gente comprando con su propio envase. “Lo que algunos nos dicen es que se olvidan de traer el tupper, y otro tema es que si es para llevar enseguida a la casa no hay problema, pero si es para trasladar a mayor distancia, el frío no se va a conservar tanto”, acotó la joven.

“En invierno, cada dos semanas consumimos 500 potes entre kilo, medio kilo y cuarto, pero en verano es una cantidad mucho más grande”.“El telgopor no se degrada y no está comprobado que se recicle a gran escala, entonces es muy contaminante”, dijo Estefanía González, propietaria de la heladería Merlí, que busca un mayor compromiso con el cuidado de la naturaleza

Los más elegidos

Cada semana, Guillermo innova con algún sabor y ofrece algo distinto para degustar. Fue el caso de limón con jengibre y maracuyá, que empezó como sabor de la semana y después quedó entre las opciones fijas por la buena aceptación de los clientes. Lo mismo ocurrió con el chocolate al agua (con o sin naranja), que se impone como una opción vegana o para gente intolerante a la lactosa. Los más elegidos también son chocolate rocher, yogur de frutos rojos y tarta de manzana.

heladeria merli tupper

En Junín fueron vanguardia con esta iniciativa

Merlí es la primera heladería de la capital neuquina que propone la implementación de recipientes reutilizables para comprar helado. Sin embargo, la heladería Tío Tom en Junín de los Andes empezó con esta propuesta en agosto pasado y es un verdadero éxito.

“La gente lo re usa, trae su propio tupper y se lleva el helado, la verdad es que dio un muy buen resultado. De cada diez clientes, la mitad viene con recipiente. El que no trae es porque pasa de casualidad o porque viene de otro lugar y justo no trajo”, contó Liliana Mukelovich, encargada del lugar, quien resaltó que la diferencia de precios es lo que más atrae a los fanáticos del helado. “Además, por lo general la gente trae tupper grandes entonces terminan comprando un poco más de un kilo”, agregó.

La comerciante destacó el compromiso de los vecinos de Junín respecto del consumo responsable y cuidado. “Acá tenemos un basurero que fue cerrado el año pasado y la gente empezó a tomar conciencia de lo que era la basura. La mayoría de la gente separa los residuos”, detalló.

LEÉ MÁS

Cigarrillos sin tabaco, una idea cipoleña

Mariano Gaido prometió una ciudad integrada

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído