Una joven de Cinco Saltos denunció que su ex pareja la desfiguró a golpes

Ocurrió el fin de semana. La joven contó que le fracturó la nariz a piñas y le metía los dedos por la boca. Pide una restricción de acercamiento.

Una joven de Cinco Saltos denunció que fue brutalmente golpeada por su ex pareja el fin de semana. Le fracturó la nariz a piñas, e intentó asfixiarla metiéndole los dedos en la boca. A la mujer fue auxiliada por su tío, que escuchó los gritos. En la huía, el violento le robó un par de zapatillas.

La relación ya había terminado hace cinco meses, pero ambos mantenían un buen vínculo. El sábado por la noche se juntaron, a pedido de él, con la excusa de hablar y aclarar algunas cuestiones. Ella lo invitó a su casa, en el barrio Cañón.

Te puede interesar...

“Comenzamos a hablar y de la nada me empezó a pegar. Me dio piñas en la cara y me metía los dedos adentro de la boca. Le pedía por favor que me deje ir a limpiarme, porque estaba bañada en sangre, y no me dejaba. Me gritaba que era de él, que teníamos que estar juntos”, relató Johana en diálogo con LM Cipolletti.

Las agresiones continuaron. Le pegó en la nariz hasta que se la fracturó. “Yo vivo en una piecita atrás de la casa de mi tío. Cuando me dejó fui hasta adelante para lavarme la cara. Grité pidiéndole auxilio a mi tío, y cuando salió, mi ex pareja le decía que yo me había golpeado, y que me había mordido. Me tironeaba y me quería llevar de nuevo para atrás”, contó la joven.

El tío logró separarlos y lo corrió al violento para que se aleje del lugar. En la huía el agresor se robó un par de zapatillas.

Apenas pudo, la mujer fue hasta el hospital local para que la atiendan. Allí constataron la fractura en su nariz y los hematomas. Con todos los certificados se acercó hasta la Comisaría Séptima a radicar la denuncia. Hoy por la mañana se reunió con el Juez de Paz de la ciudad para ratificar sus dichos y solicitar una restricción de acercamiento para el agresor y su familia, ya que viven a sólo 3 cuadras de distancia y las probabilidades de volverse a cruzar son altas. Además, la familia del joven la amenaza por WhatsApp.

“Hace cinco meses terminamos la relación, pero estábamos hablando en buenos términos. El año pasado ya lo había denunciado por agresiones, pero me prometió que si retiraba la denuncia iba a cambiar. Nunca me imaginé que era capaz de hacerme esto”, expresó la joven de 29 años. En ese momento los jóvenes convivían, y una noche la violentó y rompió vidrios de la casa. Durante el ataque el agresor se cortó un tendón del dedo.

“Tengo miedo que pueda pasarme algo. Tengo miedo de él y de su familia. Nunca pensé que podía hacerme esto”, expresó.

144

LEÉ MÁS

Intentó asesinar a su ex de dos disparos, le erró y se dio a la fuga

Una nena llamó a la Policía por un ataque machista

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído