El clima en Neuquén

icon
13° Temp
59% Hum
La Mañana escuela

Una maestra entregó boletines en la vereda de la escuela

Con el edificio cerrado, la docente de la Escuela N° 295 se encontró con sus alumnos para cerrar el año en persona. 

Con las restricciones por el coronavirus aún en pie en los colegios, cada institución y docente se organiza para cerrar el ciclo. Es el caso de una maestra de la Escuela N° 295 de Oeste capitalino, que este jueves recreó un aula en la puerta del colegio para despedirse de sus alumnos.

Con dos mesas escolares en la vereda de la escuela, barbijo y distanciamiento esperó a cada familia para entregarles en persona los boletines y despedirse de sus alumnos de manera presencial.

Te puede interesar...

Sara Corrales es maestra de 3° de esa escuela neuquina y dictó clases virtuales para sus estudiantes durante todo el ciclo lectivo de 2020. Organizó por grupo de WhatsApp, entregó de cuadernillos y acompañó el proceso de aprendizaje con diferentes estrategias para que los niños y niñas puedan avanzar académicamente.

Aunque no fue fácil para ninguno, el año pasó para todos y desde la institución le pidieron que entregara un informe de cada uno de los estudiantes. Como la docente no los había visto a sus alumnos desde marzo, le pareció oportuno citarlos a todos en la puerta del colegio para entregarles en persona sus trabajos realizados y las calificaciones correspondientes.

Una maestra entregó informes en la vereda de la escuela.

A las 7 de este jueves Sara se presentó en la escuela, que estaba con las puertas cerradas. Las porteras tenían la orden de no dejar entrar a nadie así que solo les pidió la colaboración con unos pupitres y sillas para poder recrear su aula en la vereda y esperar ansiosa a sus alumnos.

"Estoy indignada con la situación, abren por ejemplo el casino pero no pueden abrir las escuelas para que entreguemos los informes a las familias", le manifestó la docente a LM Neuquén.

Una maestra entregó informes en la vereda de la escuela.

La maestra comentó que al menos quería ver por última vez la carita a sus alumnos y comentarles sobre sus trabajos personalmente. "Me parece muy injusto que nosotros que queremos trabajar por el derecho de los niños no nos permitan hacerlo, hablan de discriminación y nos discriminan a nosotros que queremos trabajar para atender a los chicos y que no sientan que todo lo que hicieron en sus casas fue en vano", afirmó.

Durante la jornada hasta pasado el mediodía Corrales recibió a todos sus estudiantes quienes respetaron el distanciamiento y usaron barbijos.

Carolina, madre de uno de los estudiantes, le dijo a LM Neuquén que este año se sintieron muy “sobrepasados” con el trabajo y acompañar en la escuela en casa a su hijo mayor.

“La escuela estuvo cerrada, no tuvimos acompañamiento nada y fue desbordante. Nos sentimos muy abandonados”, describió desde la puerta del colegio.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario