Una molesta defensoría

La Defensoría del Pueblo de Neuquén cumple hoy 19 años desde su creación. No cabe duda que su puesta en marcha significó un avance para los vecinos de la ciudad que quedan a merced de la arbitrariedad de los funcionarios públicos y también de las empresas privadas.

Desde1999 hasta ahora, las actuaciones de este instituto crecieron 600 por ciento y con la gestión del actual titular, Ricardo Riva, se le dio a la defensoría una fuerte impronta en materia de derechos humanos, cuidado del ambiente y más recientemente con las actividades de mediación escolar que permitió a los colegios que las aplicaron gestionar de un modo eficaz problemas de convivencia interna.

Sin embargo, el intendente Horacio Quiroga hizo todo lo que estuvo a su alcance para torpedear a la defensoría. No sólo tildó de “puntero ilustrado del MPN” a Riva sino que aplicó un severo torniquete en las partidas presupuestarias en un evidente intento por evitar que lo molesten con incómodas investigaciones.

Más compleja aún es la situación a nivel provincial. En la reforma de la Constitución del 2006 se estableció la creación de la Defensoría del Pueblo provincial, pero nunca fue creada. Es probable que para muestra baste sólo un botón, el de la ciudad de Neuquén, para que el gobierno se desentienda de su deuda institucional con los habitantes de la provincia.

Contrariamente a lo que se puede suponer, las defensorías han demostrado que están para que las cosas que andan mal funcionen bien y no para impedir las gestiones de gobierno de ningún funcionario.

Al menos, claro está, que atropellen los derechos de la gente.

La Defensoría del Pueblo de la ciudad cumple 19 años, mientras que la provincial quedó en el olvido.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído