Una monstruosa tormenta de nieve llamada Snowzilla

Toda la costa este de Estados Unidos entró en alerta y emergencia.

Nueva York
Una potente tormenta con fuertes vientos y mucha nieve golpeaba ayer el este de Estados Unidos, incluida la capital, mientras las autoridades urgían a millones de personas a buscar refugio, advirtiendo que lo peor estaba aún por llegar.

Los medios estadounidenses informaron que al menos ocho personas murieron en las últimas horas del viernes por causas relacionadas con la tormenta, que se espera que dure hasta mañana y que ha sido apodada Snowzilla por la prensa.

Los meteorólogos advirtieron que la tormenta puede acumular la inusual cantidad de más de 60 centímetros de nieve sobre Washington y las áreas vecinas y pidieron a los residentes de las zonas afectadas mantenerse en sus hogares.

"Quiero ser muy clara con todos. Vemos esto como una tormenta mayor. Tiene implicaciones de vida o muerte", declaró la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, a los periodistas.

La alerta es válida para una franja de la costa Atlántica estadounidense, desde Washington hasta Nueva York.

La tormenta afectaba a unos 85 millones de estadounidenses, una cuarta parte de la población del país, y podría causar daños por más de 1000 millones de dólares, según funcionarios del servicio meteorológico nacional.

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, que aspira a ganar la nominación presidencial republicana, suspendió su campaña en New Hampshire para supervisar los esfuerzos de emergencia en su estado.

Christie suspendió los servicios de autobuses y trenes ligeros en Nueva Jersey desde la madrugada de ayer, y comenzó a enviar mensajes por Twitter a los residentes para asegurarles que la crisis estaba bajo control.

"El mensaje global es que vamos a salir de esta tormenta. Siempre lo hacemos, es la manera en que hacemos las cosas en NJ" (Nueva Jersey), escribió el gobernador, quien ganó notoriedad nacional por su actuación en la emergencia causada por el huracán Sandy, en 2012.

Asimismo, varios estados situados más al sur fueron afectados por nevazones y granizos, inusuales en esa región, dejando sin electricidad al menos a 133.000 personas.

En Kentucky, cientos de camiones y otros vehículos se quedaron atascados en horas de la noche en las resbaladizas carreteras cubiertas de nieve y hielo.

A través de la costa atlántica, nerviosos compradores vaciaron los estantes de los supermercados en anticipación a la tormenta Snowzilla por medios estadounidenses, una mezcla entre "snow" (nieve en inglés) y el nombre del enorme monstruo del cine Godzilla.

Previsiones
Suspenden vuelos y trenes

Miles de vuelos fueron cancelados por la tormenta, mientras las autoridades de Washington tomaron la inusual decisión de suspender los servicios de trenes y buses desde el viernes en la noche hasta el lunes en la mañana. En caso de que las previsiones se confirmen, esta tormenta podría ser casi tan grave como la de 1922, con sus 71 centímetros de nieve, que dejó 100 muertos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído