El clima en Neuquén

icon
22° Temp
21% Hum
LMNeuquen espacio

Una propuesta digital para encontrar qué nos apasiona y formular un proyecto de vida

Una psicóloga creó Serendipia: un espacio en Instagram para conectar con el deseo y encontrar la vocación.

Con el fin de un año atípico, sin ceremonias de cierre, los alumnos del colegio secundario se despiden de esa instancia educativa con un dejo de desazón. Y a muchos les toca la tarea de enfrentarse a lo desconocido: la vida laboral o universitaria los espera cuando aún no terminan de decirle adiós a lo que dejaron atrás. Para ellos, la psicóloga Andrea Corcasi creó Serendipia, un espacio en Instagram para conectar con el deseo, encontrar la vocación y formular un proyecto de vida.

Andrea se recibió de psicóloga en la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) en 2015. Siempre le gustó trabajar con adolescentes y se movía con soltura en los espacios áulicos. Buscaba una rama de su disciplina que se vinculara con la educación, pero no esperaba demasiado del seminario de orientación vocacional que ofrecía su carrera.

Te puede interesar...

“Siempre relacioné la orientación vocacional con esos tests que encontrás en Google, donde marcás unas cruces y alguien te dice qué tenés que hacer para tu futuro”, relató. Sin embargo, sus prejuicios se esfumaron cuando comenzó a cursar y descubrió que había un mundo entero en esa rama de la disciplina, una mirada más clínica de este proceso en el que podía ayudar a los adolescentes a conectarse con sus deseos.

“Muchos vienen al consultorio y me piden que yo les diga lo que van a hacer el año que viene, que es el año en que deberían empezar la Universidad”, explicó la profesional. “Yo les marco la cancha enseguida y les digo que son ellos los que tienen que tomar la decisión y elegir; yo sólo los voy a acompañar”, afirmó.

Desde su consultorio en Roca y a través de las redes sociales, Andrea ofrece un espacio distinto al de las terapias psicológicas tradicionales y muy diferentes a los grupos de orientación vocacional, que trabajan con tests. “Son procesos de 12 entrevistas individuales, y no hay uno igual al otro, muchos se sorprenden con lo que deciden al final”, detalló.

Si bien la psicóloga es más consultada por adolescentes de quinto año o jóvenes que quieren cambiar de carrera, ella aclara que el espacio está abierto para todos los que no saben qué rumbo seguir. “Si les surge la pregunta ‘¿Qué hago ahora?’, este espacio es para ellos”, dijo y agregó que también recibe a jóvenes adultos que quieren cambiar de profesión o incluso prejubilados que no saben cómo orientar su vida luego del retiro laboral.

A diferencia de otros procesos de orientación, que se basan en planillas y en las materias preferidas del secundario, Andrea busca que los jóvenes contacten con el deseo, las cosas cotidianas que disfrutan y aquellas que no, así como las posibilidades reales para estudiar una carrera, trabajar o emprender por su cuenta.

“Hay una idea muy romantizada de que si hacemos algo que nos apasiona, todo nos va a gustar, cuando puede surgir una materia que no nos gusta, un profesor que no es tan copado o un trabajo que no es como esperábamos”, dijo y agregó que siempre es necesario tener información real sobre las carreras y profesiones.

“Los jóvenes absorben ideas sobre las profesiones de sus familias y de los medios, muchos creen que ser contador es estar contando cosas como si fueran porotos”, sonrió. “Pero yo no rompo esos mitos, los mando a investigar para que descubran ellos de qué se trata”, dijo.

orientacion_preuniversitariodeprofesores.jpg

Con esa premisa en mente, Andrea creó Serendipia, su perfil en redes sociales como Facebook e Instagram. Desde allí, propone ciclos de entrevistas a profesionales para que sus consultantes y otros jóvenes de toda la región conozcan experiencias reales de personas que estudiaron o trabajan de esas carreras que a ellos les interesan.

“No hay mejor forma de saber lo que nos gusta que encontrar identificaciones de espacios laborales y de experiencia de vida que escuchando las experiencias de otros”, dijo y agregó: “Ahí puedo ver qué veo en mí y qué no veo de esas elecciones”.

Pronto, sus ciclos de entrevistas a profesionales comenzaron a tener eco entre los jóvenes del último año del secundario de todo el Alto Valle. “Han incrementado mucho las consultas a mi espacio de orientación, y también sirvió para que mis propios consultantes derriben algunos mitos”, dijo y aclaró que suele enviar las entrevistas ya grabadas a los adolescentes que la consultan.

Las entrevistas sirvieron, por ejemplo, para derribar el miedo que existe sobre la carrera de medicina, luego de que algunos profesionales de la salud aclararan que no eran alumnos destacados en biología o química pero que, sin embargo, se convirtieron en médicos y hoy disfrutan de su profesión. Lo mismo sucede con otras disciplinas.

“Muchos llegan al consultorio y dicen que quieren encontrar algo que les guste para toda la vida; hay una idea de la perpetuidad de la elección”, señaló la psicóloga y aclaró que ella siempre aconseja encontrar aquello que les provoque la emoción y la curiosidad suficiente como para dar el primer paso, pero que no es grave hacer un cambio de carrera o encontrar, más adelante, cosas que interesen más. “En esta etapa tienen que seguir mucho su instinto”, dijo.

Sin embargo, Andrea no se aleja nunca de la realidad. Afirma que en toda elección debe existir una cuota de factibilidad. Así, averigua si los padres están dispuestos a sostener los estudios en otra provincia, si la alternativa única es quedarse o si hay posibilidad de estudiar en instituciones privadas. También están aquellos que optan por estudiar y trabajar, y los que buscan orientación para saltarse los estudios y embarcar directamente en el mundo del trabajo.

El miedo a la vida universitaria era tan constante en su consulta que Andrea creó otro segmento en Serendipia: un ciclo de entrevistas con estudiantes universitarios avanzados que explican cómo es vivir en otra provincia y adaptarse a un sistema diferente de cursada. Parciales, equivalencias, correlativas y aulas magna, todas explicadas por los propios estudiantes.

Para el futuro, Andrea se propone un nuevo segmento. Esta vez, dedicado a los emprendedores. “Muchos piensan en la Universidad como el único camino posible pero también pueden convertir su hobby o lo que les apasiona en un negocio que les permita ganarse la vida”, admite. Su intención es, otra vez, generar más espacios de identificación para los que se preguntan “¿Ahora qué hago?”.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

17.021276595745% Me interesa
74.468085106383% Me gusta
0% Me da igual
2.1276595744681% Me aburre
6.3829787234043% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario