El clima en Neuquén

icon
Temp
71% Hum
La Mañana ómicron

Una subvariante de la cepa Ómicron es lo que más circula en Neuquén

El Laboratorio Central analiza 100 muestras diarias. "Necesitamos una vacuna que no dependa de una variante para cortar la pandemia", dijo Pianciola.

En la última secuenciación, que se realizó en el Laboratorio Central de Neuquén en la que se estudiaron unas 30 muestras de positivos de COVID, los resultados dan cuenta de que la variante Ómicron sigue siendo la predominante, pero con nuevos sublinajes. Luis Pianciola, director técnico del Laboratorio Central de Neuquén, habló de la necesidad de tener una nueva vacuna que no varíe su eficiencia cuando aparezcan nuevas variables para cortar con la pandemia.

Pianciola explicó que continúan con la vigilancia activa de variantes del SARS-CoV-2, como desde el inicio de la pandemia, para secuenciar el genoma del virus, ver sus características, y determinar qué variantes están circulando en la provincia.

Te puede interesar...

La diferencia es que ahora reciben hasta 100 muestras por día, cuando en el momento pico de la pandemia tenían entre 1000 y 1200 muestra diarias, tanto con la variante Delta como la Ómicron. Dijo que esto muestra que “la situación epidemiológica es totalmente distinta y eso tienen que ver con la cantidad de gente que se vacunó y de los anticuerpos que quedaron en los que tuvieron la infección”.

Lo hicieron a través de “la metodología de SANGER que estudia algunos de los 30 mil nucleótidos, que son los que codifican la proteína más inmunogénica, la que está más relacionada con las vacunas y la producción de anticuerpos”.

Dijo que la eligieron porque es una metodología más simple y la están utilizando de forma mensual, ahora que reciben menos positivos, por el descenso de la cantidad de personas infectadas.

La última secuenciación corresponde a unas 30 muestras que entraron al Laboratorio Central entre el 5 de mayo y 14 de junio de 2022. “Lo que encontramos es que sigue circulando la variante Ómicron, que empezamos a detectar en la provincia en el mes de enero, y todos los sublinajes que se han descripto circundando en el mundo hasta el momento”, dijo Pinaciola en declaraciones a LU5.

Explicó que en enero detectaron un sublinaje de la variante Ómicron que se conoce como BA.1 y que estaba circulando casi en un 100%. En ese momento el 100% que circula en el país y en Neuquén era Ómicron (sería Ómicron BA.1).

“Esto fue cambiando en febrero y marzo que empezó a aparecer BA.2. En esta última secuenciación BA.2 es más del 60% de lo que está circulando. En qué poco tiempo cambia de un sublinaje al otro. Encontramos dos sublinajes que no habíamos encontrado anteriormente que son el BA.2.12.1 con un 26% y el sublinajes BA4/5 que se encontró en un 7%”, detalló.

Laboratorio Central Neuquén (1).JPG
Un sublinaje de la cepa Ómicron es la que más circula en Neuquén, según el Laboratorio Central.

Un sublinaje de la cepa Ómicron es la que más circula en Neuquén, según el Laboratorio Central.

Pianciola aclaró que “el virus siempre muta, es una característica de su replicación. Cada vez que fabrica nuevos virus comete errores y no hace copias exactamente iguales, sino ligeramente distintas. Esas mutaciones le dan al virus características adicionales que hace que ese genoma cambiado sea el que predomine”. Ejemplificó que eso le permitiría duplicarse más rápido o infectar a más gente.

“Partimos de BA1, pero se transformando en BA2. Ahora al BA4/5 empezamos a detectarlo en dos muestras de las 30. Esto está pasando en el mundo también”, indicó.

El director técnico del Laboratorio Central agregó que eso demuestra que el virus está cambiando a una velocidad importante y está vinculado a la capacidad que tiene el virus para infectar.

Sobre la pandemia

Según Pianciola, “la situación ahora es que estamos corriendo atrás del virus porque tenemos vacunas que no son todo lo eficientes que necesitaríamos que fueran para cortar la pandemia.

Explicó que la aparición de nuevas variantes hace que se deba continuar con nuevas dosis, cada vez más seguidas para mantener un nivel adecuado de anticuerpos que impida que el virus provoque problemas graves.

“Vamos detrás del virus porque muta a una velocidad que nos impide fabricar vacunas eficientes”, dijo el magíster y agregó “Necesitamos una vacuna que no dependa de la variante (en este caso la Ómicron) que está circulando, eso se puede hacer, pero es más complejo. Sobre todo, que se dé por vía nasal porque genera anticuerpos en las mucosas y que son puerta de entrada. Nos protegería contra la infección, no contra las formas graves. Eso cortaría la cadena de trasmisión”.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario