El clima en Neuquén

icon
14° Temp
46% Hum

Una tormenta no tan lejana

El cambio climático parece estar respirándonos en la nuca.

¿Tiene que ser más obvio? ¿Es necesario que sea aún más evidente? Los ambientalistas que pasaron décadas alertando sobre los efectos adversos del calentamiento global fueron muchas veces tildados de alarmistas exagerados y hasta ridiculizados por aquellos que veían los glaciares derretidos, las tormentas extremas y las sequías sofocantes como un escenario demasiado apocalíptico, demasiado inverosímil, demasiado lejano.

Ahora los vemos: el cambio climático parece estar respirándonos en la nuca. Por su carácter arrasador y su condición mundial, la crisis del clima se parece un poco a la pandemia. Primero, porque necesita ser visible para ser tenida en cuenta. Segundo, porque también nos exige dos escalas de esfuerzos combinados: la tecnológica y científica, con inversiones faraónicas que solo pueden hacer los Estados, y la particular y cotidiana que debemos hacer los ciudadanos a través de un cambio de hábitos.

Te puede interesar...

Sí, necesitamos un compromiso concreto de las potencias industriales y un cambio en la matriz energética para reducir de verdad las emisiones de gases. Pero también necesitamos a miles de millones de personas comprometidas con separar sus residuos y caminar hasta el trabajo. Así como necesitamos, de forma simultánea, una vacuna eficaz en tiempo récord y a miles de millones de bocas cubiertas por un barbijo en todas las naciones del mundo.

Y quizás necesitamos verlo. Así como vimos los hospitales colapsados y las fosas comunes llenas de muertos por coronavirus, necesitamos ver los lagos que retroceden por la sequía, los glaciares que se derriten y las tormentas que arrasan con todo. Y así como nos suplicaron los médicos extenuados de atendernos, que nos supliquen los refugiados climáticos, aquellos que se desplazan de manera forzada porque el trocito de tierra que antes habitaban ya no es apto para vivir.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario