Uno ya está a la sombra, los otros siguen libres

El Gobierno celebró la captura de los tres prófugos, pero al final era uno.

Buenos Aires
Que cayeron los tres, que al final era uno sólo... Lo único cierto es que después de 13 días de intensa búsqueda, Martín Lanatta fue capturado tras sufrir un accidente en camioneta en la provincia de Santa Fe y ser acorralado por los efectivos policiales.

¿U9? Algunas versiones no descartaban anoche que Lanatta pudiera ser traído a la cárcel de Neuquén.

En un primer momento se informó que los sicarios habían sido capturados en tres tiempos. Sin embargo, por la tarde sólo se confirmó la detención de Martín Lanatta, quien había quedado herido por el siniestro vial. Terminó apresado en cercanías de Cayastá, ubicada a 80 kilómetros al norte de la capital provincial.

Todo el país se entusiasmó con la noticia del arresto de los autores del triple crimen. Sin embargo, y tras versiones cruzadas, las autoridades confirmaron que sólo cayó Martín Lanatta.

Más tarde, fuentes del Ministerio de Seguridad juraron a los medios la posterior detención de Cristian Lanatta en el paraje Las Cuatro Bocas. Y enseguida agregaron que Víctor Schillaci había sido el último en ser alcanzado por las autoridades. Pero no fue así: el dato era falso.

Hasta el presidente Mauricio Macri y la vicepresidenta, Gabriela Michetti, salieron a festejar. Pero esa información quedó en una nebulosa más tarde, cuando desde la misma administración y de la provincia de Santa Fe aclararon que no había sido así.

El repliegue se originó con las declaraciones de Rafael Grau, jefe de la Policía de Santa Fe. Fue él quien sólo garantizó la detención de Martín Lanatta. Consultado sobre si existía la posibilidad de que los dos restantes hayan sido capturados por fuerzas federales y de allí derivara la confusión, se limitó a contestar que era todo lo que sabía.

Las dudas ya estaban sembradas. Pasadas las 16:30 se multiplicaron los rumores. Con la incertidumbre de la falla comunicativa como telón de fondo, todos los actores convinieron en remarcar que los operativos seguían vigentes anoche, al cierre de esta edición, para dar con Cristian Lanatta y Schillaci.

Antes, la detención de Martín Lanatta se produjo luego del vuelco de una camioneta Amarok en una cuneta de la Ruta 1. El vehículo estaba ploteado con inscripciones falsas de la Gendarmería Nacional. Todo indica que el ahora hombre recapturado sufrió las heridas a raíz de ese accidente que ocurrió a las 3:30 de la madrugada. Tras el siniestro, que se produjo en el marco de una persecución policial, los tres delincuentes incursionaron por las zonas rurales y llegaron a una casa, donde robaron otra camioneta. En medio del escape, los sicarios se toparon con caminos inundados por la crecida del río Paraná en esa zona de Santa Fe y "dejaron la camioneta encajada", contó Viviana Busti, secretaria de gobierno de Cayastá. Fue entonces cuando cada uno siguió con la huida a pie y ese fue el comienzo del fin. Los cayastaceros habían alertado a las autoridades sobre la presencia de los criminales.

Tras ser capturado, Martín Lanatta, con un casco en la cabeza, salió de la Comisaría 5ª de Cayastá pasadas las 18:30 de ayer. Fue llevado a Buenos Aires en un avión de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y custodiado por personal de esa fuerza de seguridad, para declarar ante el juez de la causa. Antes, los delincuentes mantuvieron cautivo a un ingeniero agrónomo al que secuestraron en San Carlos, donde protagonizaron dos tiroteos e hirieron a dos efectivos de Gendarmería. Fue justamente en ese lapso que los Lanatta y Schillaci consiguieron plotear la camioneta y continuar su fuga. El barro los detuvo y uno se entregó sin ofrecer resistencia. Los otros dos seguían prófugos.

Testimonios

"Realmente estamos muy contentos de poder ayudar. Le presté tres caballos a la Policía porque es difícil buscar con autos en esta zona. Me pidieron colaboración, y esto es algo que hay que hacer entre todos. Nosotros colaboramos con lo que podemos. Creo que fue un trabajo bien hecho, porque es una zona difícil, hay que andar por acá.
Los caballos valen más que los móviles acá, porque con autos no te podés movilizar bien ya que hay demasiados pastos muy altos. Encima ahora, por la crecida del río, el suelo está lleno de agua y cuesta mucho circular".

Juan Carlos
Un ganadero que prestó los caballos que fueron determinantes para localizar y capturar al prófugo

"Aparecieron de la nada. Salí para tirarles con una escopeta, pero vi que eran más. Uno dijo que si les tiraba a uno, me mataban los otros, entonces no quise tirarles. Los reconocí enseguida. Ellos me decían que la Policía los estaban persiguiendo porque tenían droga encima. Me pidieron la camioneta, sacaron todo de la heladera, hasta unos jugos, se llevaron mi celular, me dejaron sin nada. Me querían llevar de rehén porque no conocían el camino, no sabían cómo salir. Les dije: 'No, llevá la camioneta, no me lleves a mí'. Gracias a Martín Lanatta estoy vivo. Los otros decían 'matalo para que no hable'".

Héctor Ferreyra
Vecino al que le robaron la camioneta para seguir adelante con la fuga

"Nos plantaron una información falsa", dijo Bullrich

Santa Fe
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, reconoció anoche que "delincuentes con ramificaciones en las estructuras del Estado" plantaron "información falsa", con el objetivo de desviar la búsqueda de los tres prófugos del triple crimen. Lo dijo al hablar, en el aeropuerto santafesino de Sauce Viejo, sobre el arresto de Martín Lanatta y la fallida detención de Cristian Lanatta y Víctor Schillaci.

"Los que dieron una información falsa van a recibir las consecuencias penales de quien tuvo cierta complicidad", afirmó la ministra en conferencia de prensa junto al secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco. "Creemos que cuando lo que se hace es poner una pista falsa es que el Gobierno y el ministerio de Seguridad, la provincia de Santa Fe y de Buenos Aires y las fuerzas de seguridad no logren el objetivo de detener" a los prófugos, añadió.

Según Bullrich, esos datos falsos "tienen que ver con estas conexiones y ramificaciones que tiene el delito en las estructuras políticas, judiciales, y de las fuerzas de seguridad". La funcionaria dijo que "tienen indicios" de cómo pudo haberse originado, pero pidió no dar detalles para no entorpecer la investigación.

"Estas pistas falsas son puestas a propósito", insistió, y agregó: "Nos pongan las pistas falsas que nos pongan, no nos vamos a rendir".

La funcionaria destacó que con la detención de Lanatta se arrestó al líder de la banda, y consideró que fue una señal contra el narcotráfico de la política que el Gobierno planteó para combatirlo. Bullrich también admitió que el Presidente dio la felicitación por información que le dio su cartera.

"Eso nosotros lo asumimos", reconoció.

A puro rating
La novela de las capturas que nunca ocurrieron

Desde el mediodía hasta alrededor de las 17, Víctor Schillaci (izquierda) y Christian Lanata (derecha) estuvieron "recapturados". Lo lanzó el canal de cable Crónica y se fueron sumando los demás, y todo pareció sellado cuando el presidente Macri tuiteó una felicitación por las supuestas detenciones de "los fugados", en plural. TN hacía picos de 10 puntos de rating, C5N la mitad y Crónica seguía -apenas un punto abajo- con sus placas hilarantes y la reivindicación de sus primicias sobre "las capturas".

La película de los tres fugados más célebres de la Argentina capturó el interés de la audiencia en un sábado de verano, como pocas veces ocurrió antes. Los canales noticiosos prácticamente transmitieron en cadena desde la medianoche del viernes, y retomaron el vivo a media mañana con el caso del ingeniero agrónomo que apareció atado en pleno centro de Santa Fe y sin su camioneta.
La burbuja noticiosa recién se desinfló cuando el jefe de la Policía Federal confirmó la versión: sólo Martín Lanatta había sido detenido. Ahora, la expectativa está puesta en los otros dos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído