VAR: la pasión vs. la justicia

El miércoles el mundo futbolero miró por TV el apasionante duelo entre el Manchester City y el Tottenham. Hubo de todo. Siete goles, un resultado cambiante y un protagonista central que en unos meses empezará a jugar en la Superliga Argentina: el VAR.

El VAR será usado en el país a partir del 2020. Y divide las aguas porque para algunos mata la pasión.

Te puede interesar...

La AFA confirmó que mañana dará comienzo el Primer Curso FIFA para el uso del asistente tecnológico para los árbitros argentos. La idea es probarlo en el segundo semestre y usarlo el año que viene. Las aguas están muy divididas. De un lado se quejan los que creen que el VAR mata la pasión. Como ocurrió con el gol del City que lo clasificaba a semifinales de la Champions pero que fue luego anulado por un orsai muy finito. O incluso unos minutos antes, cuando el gol de los Spurs que lo metía en la ronda siguiente fue observado un largo rato por una mano discutible. Del otro lado están los que apoyan su aporte a la justicia deportiva. Aunque detenga los festejos en los goles. Aunque deje en manos de los árbitros algunas decisiones de interpretación que seguirán siendo polémicas. En todos los deportes, la tecnología ayudó a limitar las injusticias. También lo hace en el fútbol. Pero el deporte más popular del planeta genera una pasión única. Y la explosión única del grito de gol parece estar en peligro. Esa es toda la lucha. Los que no quieren el VAR sostienen que hay injusticias que son propias del fútbol y que se pueden aguantar con tal de no arruinar un grito de gol apasionado. Claro, siempre que no le toque a su equipo. Esas no se las aguanta nadie. Y a veces deciden campeonatos, la gloria eterna arruinada por un fallo arbitral. Eso es lo que intentará desterrar el VAR. La tiene difícil, pero está claro que llegó para quedarse. Aunque nadie lo festeje a los gritos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído