Venezolanas se prostituyen en el exilio por su gente

Juntan dinero en Colombia y lo envían.

Colombia. Huyeron de Venezuela para subsistir sin sospechar que, al llegar a Colombia, formarían parte del negocio clandestino de la prostitución para conseguir dinero para sus familiares. Al menos 60 venezolanas trabajan en estas condiciones para que quienes más quieren no pasen hambre.

Un enviado especial de AFP mostró la historia de 60 venezolanas, quienes deben someterse a los pedidos de sus clientes a fin de conseguir dinero. Las mujeres dijeron que a diario se exponen a enfermedades de transmisión sexual y a ser deportadas a su país ya que no cuentan con la documentación necesaria para trabajar legalmente. Las mujeres confesaron que por la crisis económica de Venezuela ocasionada por el régimen de Nicolás Maduro no tenían dinero para comer, por lo que migrar fue su única opción.

Te puede interesar...

Terrible: entre los casos reportados hay madres e hijas que trabajan con su cuerpo

Alegría, una de las migrantes, contó que en Venezuela se desempeñaba como profesora de historia pero que la hiperinflación hacía que su sueldo no le alcanzara “ni para comprar pastas”. Llegó a Colombia en febrero y contó que trabajó como mesera en un bar sin pago alguno, sólo a cambio de comida y alojamiento y además podía quedarse con algunas de las propinas que le dejaban. Al ver que no podía mandar dinero para su hijo de 4 años, llegó hasta un caserío selvático llamado Calamar, zona marcada por el conflicto armado. Una vez allí empezó su nuevo oficio y se autonombró Alegría. Ahora, ella junto con otras 9 mujeres se dedican a la prostitución para sobrevivir.

“Nunca nos pasó por la mente prostituirnos. Lo hicimos en base a la crisis”, agrega su compañera Joli, quien repartía periódicos hasta que perdió el trabajo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído