Wanchope, el 9 más guapo

Ábila fue un toro en la altura de Quito y demostró que no le pesa la 9 de Boca que usó Benedetto.

La abrupta salida del Pipa Benedetto encendió las alarmas en el mundo xeneize. Enseguida surgieron nombres rutilantes para reemplazar al actual delantero del Olympique de Marsella. Desde el francés Gingac a Guido Carrillo. Finalmente, llegó uno más terrenal: Franco Soldano. Wanchope Ábila se bancó en silencio que pocos valoraran sus buenos antecedentes y estadísticas en el club. Siguió con su perfil bajo, trabajando en pos del bien xeneize, y anoche tuvo otra actuación consagratoria con la azul y oro. De mínima demostró que no le pesa la 9 de Boca. Se bancó solo a toda la defensa local y fue una verdadera pesadilla para los desconcertados marcadores de Liga de Quito. Golazo para abrir el marcador y su conocida guapeza para forzar el tercero. Un verdadero toro al que algunos, incluso hinchas del Xeneize, inexplicablemente al día de hoy cuestionan.

Está claro que no tiene la técnica del anterior dueño del puesto, que no surgió del club, que no habla lindo ni posee alta facha. Pero va al frente como pocos y garantiza presencia ofensiva con su intimidante figura y juego. Goles y asistencias clave. Juego aéreo, como ese anticipo que casi deriva en otro tanto en una jugada que finalmente fue anulada por off side.

Te puede interesar...

“¿Si siento que la 9 es mía? Yo quiero jugar, no me importa el número”, declaró al cabo del partido que lo tuvo como figura en Ecuador. Wanchope Ábila estuvo a la altura una vez más. Cuando su equipo más lo necesitaba. “Es diferente a Pratto, pero no podés descuidarlo un segundo”, lo elogió días pasados en LMN Fernando Cavenaghi, ídolo de River. Ese clásico rival que puede tocar en semis y al que Ábila ya le marcó. Ahí viene Ramón...

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído