¿Y si gana la Libertadores?

Todos le pegan al Mellizo, pero guarda que el DT bicampeón está vivo en el torneo más importante.

Comete errores? Sí. ¿Pierde los mano a mano y las finales? También. ¿Hace agua contra River? Correcto. ¿No tiene el mejor manejo de grupo ni una relación ideal con los referentes? Así parece. ¿Vive a la sombra de Marcelo Gallardo, que en la vereda de enfrente todo lo que toca lo convierte en oro? Sin dudas. ¿Tiene fecha de vencimiento el jueves, ya que si queda afuera ante Cruzeiro inexorablemente deberá marcharse? Otra verdad.

¿Pero qué pasa si gana la Libertadores, el gran objetivo del año en el que aún continúa con vida y con buenas perspectivas de avanzar a las semifinales teniendo en cuenta el 2 a 0 de la ida ante el conjunto de Belo Horizonte? Esta es la pregunta que pocos se formulan hoy, y la más fácil es matarlo a Guillermo Barros Schelotto. ¿Puede tapar todo lo anterior y mantenerse al frente del equipo en 2019?

Te puede interesar...

Boca está a sólo tres partidos de una nueva eventual final y a cinco de levantar su séptima Libertadores. Y fueron apenas tres los técnicos en su historia que lograron la hazaña: Bianchi en tres ocasiones, Toto Lorenzo en dos y Miguel Russo en una.

Claro que la falta de respuestas futbolísticas y anímicas que mostró el equipo anteanoche al partir tristemente de la Copa Argentina frente a Gimnasia conduce al pesimismo y suena utópico creer en la gloria según las últimas prestaciones, Superclásico incluido.

Sin embargo, hace apenas nueve días, este mismo Boca le ganaba con claridad a Cruzeiro y todo era optimismo en la entidad azul y oro, que a la vez sigue con la ilusión intacta del tricampeonato local.

Es fútbol. Todo puede pasar. No velen a Guillermo antes de tiempo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído