Ya está todo listo para el desembarco de la SUBE

Su implementación será paulatina. Si el cambio de tarjeta se hace en los centros municipales, será gratuita y tendrá algunos beneficios.

Neuquén
Durante los últimos días de enero, los vecinos empezarán a ver las máquinas de la tarjeta SUBE en los colectivos urbanos, aunque tendrán un tiempo para obtenerla y podrán hacerlo sin pagar un peso.

Así lo confirmaron ayer desde el Municipio, al detallar que los usuarios tendrán cinco centros de gestión distribuidos en toda la ciudad: donde actualmente funciona la tarjeta Monedero (calle San Martín), en la ETON, en la delegación municipal de El Progreso y en la de Alto Godoy, y en el palacio municipal. Además, habrá dos móviles que se trasladarán por las vecinales.

"No queremos que todos piensen que deben hacerla ya porque por un tiempo van a convivir los dos sistemas", anunció ayer el subsecretario de Transporte, Fernando Palladino.

Explicó que para retirarla no se necesitará ningún papel, dado que los datos ya están cargados en el sistema Monedero: "Con sólo presentar el DNI se retira, y es personalizada", dijo y aclaró que si saca en cualquiera de estos centros municipales la tarjeta será gratuita y permitirá que lleve impreso el nombre y apellido del titular, lo que beneficiará a los usuarios que reciban subsidios de Anses.

"Al estar personalizada, el software los va a identificar, y en el caso de jubilados, pensionados, personal doméstico o combatientes de Malvinas, Anses les hará el descuento que tienen", adelantó Palladino, quien advirtió que otro de los beneficios de tenerla personalizada es que en caso de pérdida se recuperará el saldo.

Aquellos que no concurran a los lugares disponibles podrán comprarla en los kioscos, aunque esas no tendrán beneficios.

Recarga
El susbsecretario municipal fue cauto a la hora de hablar de plazos y dijo que lo más importante será que funcione bien la red de recargas. "Queremos que antes de fin de mes el sistema esté en marcha, pero no pretendemos que todos lo usen enseguida. Cuando veamos que no hay inconvenientes y que la red de carga funciona perfecto, recién ahí vamos a dar de baja de la Monedero", puntualizó y consideró que no habrá inconvenientes en la adaptación porque no hay diferencias de uso entre una y la otra.

Lo cierto es que la próxima semana comenzarán a instalar el software en las máquinas que están en Buenos Aires con el objetivo de que en breve lleguen a Neuquén y en poco tiempo más todos los neuquinos tengan en sus bolsillos la SUBE, la tarjeta que les permitirá viajar en colectivo de un punto a otro de la ciudad.

CIFRA
11,5 millones de pesos
Ese es el costo total que implicó la compra de las máquinas que se necesitan para el funcionamiento, según informaron desde el Municipio. De ese total, 3,5 millones de pesos fueron financiados por el gobierno nacional.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído