El clima en Neuquén

icon
21° Temp
62% Hum
La Mañana libertad

A casi dos meses de su condena, salió con libertad condicional

Se trata de Darwin Patricio Quezada Navarrete, condenado por el homicidio de Esteban Delgado, ocurrido en abril de 2020 durante una reunión de amigos que se salió de control.

A casi dos meses desde que se fijó su condena, y tras sólo nueve meses desde que ocurrió el hecho, Darwin Patricio Quezada Navarrete fue beneficiado con la libertad condicional y cumplirá el resto de su pena en libertad. A fines de 2020 se lo condenó por homicidio en exceso de la legítima defensa, por matar de un piedrazo a Esteban Aladino Delgado.

El homicidio es el ocurrido al inicio de la cuarentena en el país, la madrugada del 9 de abril. Aunque inicialmente el agresor fue acusado por homicidio simple, a lo largo de la investigación se recepcionaron ciertos elementos de prueba y testimonios que llevaron a una morigeración de la calificación.

Te puede interesar...

Según detalló la fiscal Eugenia Titanti en la audiencia de condena, esa noche Delgado y Quezada compartían una reunión en la casa del condenado sobre calle Godoy, junto a la pareja de este último, un amigo y el hermano de la víctima. Tras haber ingerido bebidas alcohólicas, los hombres empezaron a discutir, se trasladaron al exterior de la vivienda y allí la agresión se tornó física.

Aunque en un principio se atacaron con golpes de puño, en un momento dado, Delgado extrajo un cuchillo que había tomado en la vivienda y apuñaló a uno de sus conocidos en un hombro y luego al propio Quezada en la región dorso lumbar. "Luego, mientras Delgado retrocedía en sus pasos, llegando a calle Primero de Mayo y Talacasto, se tropezó y allí el imputado tomó una piedra y golpeó en dos oportunidades a la víctima en el rostro", reconstruyó la fiscal.

image.png

Producto de la agresión sufrida, Delgado falleció prácticamente en el acto. A través de la evidencia recabada, más los testimonios de los demás presentes, se estableció la autoría del crimen en manos de Quezada y las circunstancias que lo llevaron a él.

"Si bien entendemos que fue una actitud desmesurada, entendemos que el accionar estuvo motivado", aclaró Titanti, y agregó además que el agresor se encontraba en desventaja ante el "gran porte" de la víctima, quien pesaba más de 100 kilogramos.

El propio acusado admitió su responsabilidad y manifestó: "Lo hice para salvar mi vida y defender a mi señora, pero no fue mi intención matarlo".

Por ello, por un acuerdo de partes, se le endilgó el delito de homicidio simple cometido por exceso en la legitima defensa y se le aplicó una pena de tres años de prisión efectiva, la cual quedó fija el 1 de diciembre de 2020 y se le unificó a una condena previa en suspenso por un robo agravado.

Pedido de libertad

En una nueva audiencia este jueves por la mañana, el defensor Gustavo Palmieri solicitó ante la jueza de ejecución Raquel Gass, que Quezada acceda a su libertad condicional, teniendo en cuenta que pasó meses detenido en prisión preventiva y domiciliaria a la espera de su condena, período que se computa a favor de los imputados de acuerdo a la ley. De esta manera, indicó que el requisito temporal para acceder al beneficio se cumplió el pasado 10 de diciembre.

Para respaldar el pedido, indicó además el reconocimiento del hecho cometido, el informe favorable emitido por el Gabinete Criminológico (aunque se indica un riesgo de reincidencia Medio), que no registró sanciones disciplinarias durante su alojamiento en la U11, y su motivación para reinsertarse en su rubro laboral y continuar con el tratamiento psiquiátrico iniciado tras su imputación. También propuso una serie de reglas de conducta a imponer como condición.

La fiscal Agustina García adhirió al pedido de la defensa, destacando: "Existe un informe que concluye favorablemente a que el señor Quezada Navarrete sea incorporado a la libertad condicional. Por ello, sumado al requisito temporal que se encuentra cumplido y la observancia regular de los reglamentos carcelarios tal como exige el Código Penal, no nos queda mucho margen para oponernos".

También propuso otras reglas de conducta para que la jueza tuviera en cuenta al momento de resolver.

Sin oposición de las partes y cumplidos los requisitos, la magistrada Gass otorgó el beneficio de la libertad condicional al condenado, imponiendo las siguientes reglas de conducta: fijar un domicilio y avisar de cualquier cambio al respecto, no consumir bebidas alcohólicas ni estupefacientes, mantener comunicación semanal con la Dirección de Población Judicializada, la prohibición absoluta de acercamiento y contacto hacia los familiares de la víctima, no cometer nuevos delitos, acreditar un trabajo dentro de los próximos 20 días y continuar con su tratamiento psiquiátrico.

Quezada agotará la pena por el homicidio el 10 de abril del 2023.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
13.207547169811% Me gusta
5.6603773584906% Me da igual
3.7735849056604% Me aburre
77.358490566038% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario