El clima en Neuquén

icon
16° Temp
46% Hum
LMNeuquen Delgado

Lo condenaron por matar al amigo de un piedrazo

Las partes coincidieron en que el agresor actuó en exceso de la legítima defensa y se acordó una pena de tres años de prisión efectiva.

Una reunión clandestina, alcohol y una partida de truco que terminó mal. Esos fueron los elementos presentados en una audiencia de acuerdo pleno entre las partes, en la cual se condenó a Darwin Patricio Quezada Navarrete a tres años de prisión efectiva por haber actuado en exceso de la legítima defensa, al matar de dos piedrazos a un amigo en medio de una pelea en Toma 2 de Mayo.

El crimen que se le adjudicó a Quezada es el de Esteban Aladino Delgado, ocurrido la madrugada del 9 de abril, al comienzo de la cuarentena nacional. Aunque inicialmente el agresor fue acusado por homicidio simple, a lo largo de la investigación se recepcionaron ciertos elementos de prueba y testimonios que llevaron a una morigeración de la calificación.

Te puede interesar...

Según detalló la fiscal Eugenia Titanti como teoría del caso, esa noche Delgado y Quezada compartían una reunión en la casa del acusado sobre calle Godoy, junto a la pareja de este último, un amigo y el hermano de la víctima. Tras haber ingerido bebidas alcohólicas, los hombres empezaron a discutir, se trasladaron al exterior de la vivienda y allí la agresión se tornó física.

Aunque en un principio se atacaron con golpes de puño, en un momento dado, Delgado extrajo un cuchillo que había tomado en la vivienda y apuñaló a uno de sus conocidos en un hombro y luego al propio Quezada en la región dorso lumbar. "Luego, mientras Delgado retrocedía en sus pasos, llegando a calle Primero de Mayo y Talacasto, se tropezó y allí el imputado tomó una piedra y golpeó en dos oportunidades a la víctima en el rostro", reconstruyó la fiscal.

Producto de la agresión sufrida, Delgado falleció prácticamente en el acto, como resultado de un traumatismo craneofacial grave con hundimiento y edema cerebral grave, según señaló su posterior autopsia.

A través de la evidencia recabada, más los testimonios de los demás presentes, se estableció la autoría del crimen en manos de Quezada y las circunstancias que lo llevaron a él. Además, aunque la fiscal no detalló el móvil, uno de los testigos indicó que el incidente se desencadenó durante una partida de truco.

"Si bien entendemos que fue una actitud desmesurada, entendemos que el accionar estuvo motivado", aclaró Titanti, y agregó además que el agresor se encontraba en desventaja ante el "gran porte" de la víctima, quien pesaba más de 100 kilogramos.

El propio acusado admitió su responsabilidad y manifestó: "Lo hice para salvar mi vida y defender a mi señora, pero no fue mi intención matarlo".

Por ello, como parte del acuerdo, se le endilgó el delito de homicidio simple cometido por exceso en la legitima defensa. Una consideración de diversos atenuantes y agravantes permitieron a la fiscalía y la defensa, representada por el abogado particular Gustavo Palmieri, arribar a la pena de tres años de prisión efectiva.

El juez Gustavo Ravizzoli homologó el acuerdo y dictó la sentencia correspondiente, de ejecución inmediata dado que el acusado y su representante renunciaron a los plazos de impugnación. Quezada contaba con una condena previa de tres años en suspenso por un robo agravado, la cual se unificó a la de homicidio.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
6.6666666666667% Me gusta
13.333333333333% Me da igual
0% Me aburre
80% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario