A falta de médicos, nunca está de más un buen robot

En China hay pocos doctores y la IA será de gran ayuda.

PEKIN - La desprotección sanitaria de millones de chinos por la poca cantidad de médicos en el país es una condición que Pekín espera poder comenzar a mitigar con el desarrollo y aplicación de tecnología dotada de inteligencia artificial (IA), que permita la detección temprana y eficaz de diversas dolencias.

En China sólo hay 1,5 médicos cada 1000 habitantes y, en comparación, la media de los países miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es de más del doble, con 3,4 médicos para el mismo nivel de población, de acuerdo con el informe “Health at a Glance 2017”.

Según reveló el Instituto Tecnológico de Massachusetts, el Gobierno y las empresas chinas apuestan a liderar el campo de la IA en 2030 pero, mientras tanto, los desarrollos comienzan a resolver problemas cotidianos. Por ello, la Administración de Alimentos y Fármacos de China ya incorporó las herramientas de diagnóstico de IA en su lista de dispositivos médicos permitidos, pero las compañías deben solicitar la acreditación de cada producto antes de establecer un precio.

La IA tiene su principal aplicación en el análisis de imágenes (también hace prótesis dentales) ya que puede comparar los estudios de un particular con una base de datos con millones de informaciones y así no sólo detectar un tumor sino, además, hacerlo con altísima precisión. Como ejemplo, el médico especialista en linfomas Peng Liu está trabajando para desarrollar un algoritmo de aprendizaje automático que pueda usar datos de ultrasonidos para detectar coágulos de sangre causados por el tratamiento contra el linfoma.

En esos casos, la detección temprana hace que el tratamiento sea sencillo, pero la cantidad de pacientes que se atienden en los hospitales hace difícil el seguimiento personalizado, algo que podría solucionarse con la automatización. En el hospital de Chongchong Wu en Pekín, el departamento de pacientes ambulatorios atiende a unas 10 mil personas por día y eso impide que los médicos tengan tiempo suficiente para leer cada análisis, lo que hace que la mayoría estén dispuestos a automatizar sus tareas más repetitivas dejándolas en manos de la IA.

La elaboración de algoritmos capaces de procesar imágenes médicas, como las tomografías y las radiografías, es un campo en auge entre las startups de China: hay más de 130 compañías enfocadas en aplicar la IA a la sanidad del país.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído