El clima en Neuquén

icon
32° Temp
12% Hum
LMNeuquen #mundoverde

A los 91 años recicla plásticos para cuidar el medio ambiente

Eva Vega le pide a toda su familia que le junte materiales para hacer eco botellas. "Quiero que los ancianos como yo hagan lo mismo, así no hay tanta basura en la calle", asegura.

Eva Virginia Vega es el más claro ejemplo de que nada es poco y nunca es tarde para aportar un granito de arena en el cuidado del medio ambiente. Con 91 años, desde agosto se entretiene en medio de la cuarentena haciendo eco botellas, con el objetivo de reciclar plásticos y disminuir la basura.

Eva vive en Tafí Viejo, Tucumán, pero quedó varada en Neuquén, en la casa de su hija, cuando en febrero vino de visita por los cumpleaños de sus nietas. Fue justamente una de ellas, Carolina, quien le propuso empezar a reciclar los envoltorios plásticos y armar eco botellas, que en Neuquén se recepcionan en distintos puntos y, a su vez, se entregan a personas que las utilizan para construcciones u otros usos.

Te puede interesar...

Lo que empezó como una actividad de distracción, sin embargo, ahora es para Eva una responsabilidad y un compromiso que pretende trasladar a Tucumán para contagiar a la otra parte de su familia.

Estoy muy contenta y quisiera que todos los ancianos como yo se dedicaran a hacer lo mismo que estoy haciendo, y que todas las provincias lo hagan, así no hay tanta basura en la calle”, afirmó Eva con certeza, en diálogo con LM Neuquén. “Es una cosa muy buena que todos lo hagan porque es muy necesario. Hay mucha basura y con esto podría haber menos y estaría todo más limpio”, reconoció.

ON - Abuela ecoladrillos (17).jpg

Entre otras actividades, Eva también se entretuvo durante la cuarentena pintando mandalas y tejiendo mantas, pero las eco botellas captaron toda su atención y puede llegar a hacer entre dos y tres por día. “Ahora yo me llevo esta idea para ver si los convenzo a todos para limpiar la ciudad”, reconoció entre risas.

Eva vive en Tucumán desde 1975 pero conoce la provincia desde hace 51 años y viene de visita todos los años. “Yo a Neuquén lo conozco desde el año 69, cuando Neuquén no era nada. Mi marido fue uno de los que hizo la represa en El Chocón. Trabajó más de diez años ahí, también estuvo en Arroyito y en Alicurá”, cuenta. De hecho, su hija, la única que vive en Neuquén y quien lleva su mismo nombre, nació en esa época en la ciudad de los dinosaurios.

La mujer nota que las iniciativas de reciclado están más presentes sobre todo en los últimos años y no recuerda propuestas similares durante su juventud. “Antes no había tanta preocupación, la gente no cuidaba nada. Si había un papel lo tiraban, en cambio en estos años se pudo ver que la gente se está civilizando más y guardan los papeles en los tachos. En Tucumán a veces también está la ciudad muy sucia y es porque la gente no cuida. Todo depende de uno pero hay gente que no lo hace, entonces siempre hay suciedad”, consideró.

ON - Abuela ecoladrillos (5).jpg

Actividad intergeneracional

La actividad que llevó su nieta Carolina, de 25 años, es ahora una tarea que atraviesa a todas las generaciones de la familia pero que principalmente se sostiene por la demanda de Eva. Toda la familia se ocupa de recolectar bolsas, envoltorios y botellas. Una vez limpios y desinfectados, están listos para que la abuela los corte en tiras y rellene los envases. Cuando tienen siete u ocho listos, los llevan a un local de cafetería y lúdico infantil que funciona como punto de recolección, ubicado en Independencia 638.

“Empezó como una manera de juego y después fue tornándose como una responsabilidad para ella. Incluso se enojaba y nos decía ‘¡no me trajeron más bolsas!’”, contó orgullosa Eva (hija). Eran tantas las horas que su mamá pasaba rellenando botellas que hasta le empezaba a doler el cuerpo y era ella misma quien le tenía que poner el límite. “A veces me decía ‘me duele el brazo’ y yo le decía que no es una obligación. Ella llenaba una y quería llenar otra y le fuimos poniendo un poco el freno porque su cuerpo también pasa factura”, reconoció.

“Me genera mucho orgullo que tenga ganas de aportar y de seguir aportando cosas lindas para este planeta. Ella siempre fue muy activa y muy participativa en muchas cosas, siempre muy solidaria también y eso lo aprendí de ella”, admitió.

ON - Abuela ecoladrillos (10).jpg

Familia recicladora

Además del reciclado plástico a través de las eco botellas, la familia siempre estuvo marcada por el interés en otras iniciativas sustentables como el compost y el separado de la basura.

“Desde que tengo uso de razón en mi familia siempre hicieron compost, mi abuela paterna y mi papá siempre. Y ahora en cuarentena hicimos composteras caseras”, contó Carolina. Dice que se crió separando los residuos vegetales para la huerta e incluso rememora con simpatía cuando en su infancia “para mí era asqueroso ir a regar las lombrices”.

ON - Abuela ecoladrillos (18).jpg

En tanto, la abuela Eva admitió su amor y pasión por las plantas. “Me encantan las plantas, me gusta estar en el jardín, trasplantar una plantita y cuidarlas. Mi día allá en Tucumán es así”.

Por su lado, Eva (h) contó que en la casa incorporaron el hábito de separar la basura en secos y húmedos desde que fue lanzada la campaña de la Municipalidad. “Nos quedó incorporado separar la basura y lo seguimos haciendo”, aseguró.

---> Más historias en #MundoVerde

banner mundo verde.png

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

6.0810810810811% Me interesa
89.189189189189% Me gusta
2.027027027027% Me da igual
1.3513513513514% Me aburre
1.3513513513514% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario