A más de 13 mil familias no les alcanza para pagar la luz

En algunos casos, son boletas de $8 mil de gente que gana $12 mil.

POR SOFIA SANDOVAL / ssandoval@lmneuquen.com.ar

Unas 13 mil familias de la ciudad deben solicitar planes de pago para hacer frente a las altas tarifas de energía eléctrica. En muchos casos, reciben boletas por precios demasiado altos para su bolsillo y piden una refinanciación para abonarla hasta en 18 cuotas.

Carlos Ciapponi, presidente de la cooperativa CALF, explicó que el precio que pagan por la energía en el mercado mayorista tuvo un incremento del 1600% en los últimos dos años. Al consumo energético que hace cada familia, las boletas suman también una serie de impuestos que engrosan las facturas, por lo que las autoridades de CALF analizan la presentación de un proyecto para reducir el IVA a la mitad (ver aparte).

Te puede interesar...

“La mayoría de los que piden una refinanciación son familias que viven en asentamientos o en barrios nuevos que aún no tienen servicio de gas y deben usar la energía eléctrica para calefacción”, detalló Ciapponi.

Según aclaró, en esos casos los consumos mensuales se elevan por encima de los 300 kw y el cuadro tarifario prevé un valor que se quintuplica en relación con los usuarios que consumen menos de ese límite. “A veces les llegan facturas de 8 mil pesos y ganan 12 mil, es imposible de pagar”, expresó el dirigente.

En ese contexto, aclaró que la cooperativa ofrece financiaciones de hasta 18 cuotas, a pesar de que el mercado mayorista exige el pago al contado por el suministro. Sin embargo, agregó que esta no es la solución de fondo para un problema que se inicia con la falta de planificación y de provisión de otros servicios como el gas para algunos barrios.

p03-pieza-cifras.jpg

Mientras tanto, CALF insiste en la necesidad de reducir la presión impositiva que termina por abultar el monto de las facturas e insistir en la importancia de hacer un uso racional de la energía para mantenerse dentro del límite de los 300 kw y así acceder a tarifas más accesibles para el bolsillo de los consumidores.

En el caso de los grandes consumidores, como las pymes y los comercios, el presidente de CALF aclaró que casi la totalidad paga en tiempo y forma sus facturas, “pero no sin esfuerzo”. Según explicó, ellos son los más alcanzados por los impuestos, y la falta de una firma del contrato de concesión impide que haya consideraciones especiales para este tipo de asociados. “No es que tengan un privilegio, pero hay que tener en cuenta que ellos generan muchos puestos de trabajo y hay que acompañar a los que pueden sostener su actividad”, indicó.

p03-f03-calf.jpg

--> Apuntan a bajar el IVA para reducir la factura

Con el objetivo de reducir el impacto que tienen las tarifas de energía eléctrica en los vecinos con menos recursos, la cooperativa CALF inició un proyecto para modificar el porcentaje del impuesto al valor agregado (IVA) que grava este tipo de servicio.

“Teniendo en cuenta que la Corte Suprema de Justicia lo consideró un servicio esencial, debería estar gravado con un menor porcentaje de IVA, como ocurre con el transporte público y algunos productos como el pan y la leche”, remarcó Carlos Ciapponi, presidente de la cooperativa.

En ese sentido, las autoridades de la prestataria mantuvieron reuniones con el senador Guillermo Pereyra para que el proyecto ingrese este año a la Cámara de Senadores.

p03-pieza-frases.jpg

Meta

El objetivo es que logre reducir al 10,5% el impuesto que afecta tanto a la compra como a la venta de la energía, por lo que tiene un doble impacto en la factura que pagan los asociados.

Según sostuvo Ciapponi, la reducción de esta carga impositiva podría bajar un 30% las facturas de energía eléctrica.

Sin embargo, la cooperativa proyecta hacer otras propuestas para reducir aún más los costos, a través de una baja en las tasas municipales y un aporte de la provincia.

“Hoy en día los fondos nacionales van sólo al EPEN, pero deberían llegar también a la ciudad de Neuquén para reducir el aporte de capitalización que pagan los asociados y que se destinan a obras para sostener el servicio”, señaló el dirigente.

“Si no pagamos estos impuestos, enseguida recibimos penalizaciones y es dinero que se podría invertir en obras que mejoren el servicio o incluso nuevos servicios para los asociados, como el de sepelios, que también tiene un 21% de IVA”, agregó.

CALF montó ayer una globa en el centro de la ciudad para juntar firmas de los vecinos que avalen la iniciativa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído