El violento robo ocurrió el miércoles, alrededor de las 23:15, en la heladería ubicada en calles Gatica y Lanín. En ese momento, un joven ingresó al local y se dirigió al mostrador, donde le mostró un arma de fuego a la empleada de 24 años y le exigió la recaudación bajo amenazas.

Te puede interesar...

Sin dudarlo, la joven entregó el dinero que había en la caja registradora, aproximadamente 3 mil pesos. Tras ello, el joven escapó rápidamente del comercio y la empleada dio aviso a la Policía.

Al lugar acudió un móvil de la Comisaría 41 y los efectivos entrevistaron a la víctima, quien narró lo sucedido. Detalló que el joven ingresó solo y que desconocía si alguien lo esperaba afuera.

Además, sostuvo que la amenazó con un arma tipo pistola de color negro y aclaró que no fue golpeada.

Se supo que hasta el momento el ladrón no fue identificado.

No es la primera vez que los delincuentes esperan hasta última hora del día para asaltar este tipo de comercios, que suelen cerrar a la medianoche e incluso más tarde durante el verano. Así, los ladrones se aseguran de que haya una suma de dinero en efectivo que robar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído