LMNeuquen Seguridad

"A Sergio lo mataron en Las Palmas entre las 7 y 7:15"

Lo afirmó la querella, que avanza con la Justicia Federal en las testimoniales. Surgen datos clave por los que podrían imputar al personal de seguridad, al dueño y al encargado del boliche.

Por Guillermo Elía - policiales@lmneuquen.com.ar

Para los neuquinos, Sergio Ávalos es un desaparecido en democracia que duele e incomoda. Sergio es memoria, es una piedra en el zapato del poder, es una pregunta abierta y una deuda para la Justicia. Hoy se cumplen 17 años de la desaparición forzada del joven estudiante de la Universidad Nacional del Comahue. No habrá marcha por la pandemia de coronavirus, pero su familia participará de una concentración con distanciamiento social en la plaza principal de Picún Leufú, su localidad natal.

Te puede interesar...

La nueva querella de la familia, compuesta por Sergio Heredia y Leandro Aparicio, abogados que gozan de sendos pergaminos ya que lograron la condena de policías rionegrinos por el crimen y desaparición de Daniel Solano en Choele Choel, trabaja sin prisa pero sin pausa Heredia y Aparicio se sumergieron en el expediente de Sergio Ávalos, compuesto por unas 3600 fojas, es decir, unos 18 cuerpos, y estuvieron tomando testimoniales junto con el juez federal Gustavo Villanueva. A la fecha llevan unas 50 y restan otras 30.

Su estrategia es bastante sencilla, buscan avanzar sobre la responsabilidad del dueño y el encargado de Las Palmas, y junto a ellos imputar a todo el personal de seguridad y del boliche.

p14-f01-poli(SCE_ID=432852).jpg

Es un caso resuelto

“¿Cómo puede ser que en 17 años ninguno de los jueces, fiscales y abogados que tuvieron la causa en sus manos se haya dado cuenta de que había un acto de ilegalidad muy grande porque el personal del Ejército, por ley, no puede realizar tareas de seguridad interna?”, se pregunta Heredia, y afirma: “El caso lo tenemos prácticamente resuelto”.

De inmediato, ordena los elementos clave y su teoría del caso, que no se aleja de las hipótesis que se manejaron, pero que es más simple y concreta.

Heredia reconoce que las 48 horas que se tardó en realizar la denuncia e investigar les generó una ventana temporal muy amplia y favorable a los autores.

“No hay dudas de que Sergio entró al boliche y el cassette de VHF donde estaba grabado el ingreso lo han hecho desaparecer. Pero está acreditado su ingreso y que lo vieron a las 7 dentro del local”, cuenta.

El querellante avanza en su relato y afirma: “Sergio era tímido, retraído, no era conflictivo, era un pibe muy tranquilo. Su personalidad deja en claro que no se metió ni en una pelea ni con ninguna prostituta ni viuda negra, simplemente vio algo que no tenía que ver o se tropezó con algunos de los violentos de la seguridad, porque ese boliche lo custodiaba una banda de violentos, y lo golpearon, se les fue la mano, lo mataron y lo hicieron desaparecer”, resume Heredia, que también analizó las conductas de los actores en cuestión.

p14-f03-poli(SCE_ID=432854).jpg

La mala fortuna a Sergio le llegó a las 7 de un día como hoy hace 17 años. “A Sergio lo mataron entre las 7 y las 7:15 dentro del boliche, porque está acreditado que entró pero no que salió. La responsabilidad es de quienes manejaban el boliche y las fuerzas de seguridad”, afirma Heredia.

El abogado salteño apunta a la hipótesis más sencilla, por eso trabaja codo a codo con el juez de la causa, porque sabe que una vez que se logren las imputaciones, se podría llegar a romper el pacto de silencio y surgir la verdad de lo que ocurrió aquella noche y hasta se podría encontrar el cadáver para que su familia tenga donde visitarlo.

p14-f02-poli(SCE_ID=432853).jpg
50 testimoniales son las que se han tomado hasta ahora y restan 30 más. Luego se pedirá la imputación a todo el personal del boliche

“Siempre hay esperanza de que aparezca”

A los Ávalos, la desaparición de Sergio los volcó a la lucha, las marchas, las conferencias, las visitas al juzgado y los medios. Hoy, la pandemia rompió ese ritual, que es una forma de preservar su recuerdo y mantener vivo el reclamo de justicia

“Es difícil todo. Sin marcha, sin conferencia, pero bueno, vamos a hacer algo en las redes y estamos organizando un acto en la plaza de Picún Leufú respetando el distanciamiento”, cuenta Mercedes, hermana de Sergio

La vida sin Sergio a los Ávalos los torció por completo. Don Asunción, el papá, que hoy tiene 87 años, se convirtió en un ícono de lucha y su entereza solo alimenta el respeto y el deseo de que la justicia le llegue. Mercedes está destinada a luchar. Ella fue la primera en su familia en admitir que a Sergio lo mataron en Las Palmas y lo desaparecieron, pero al no materializar sus restos, no puede evitar tener esperanza. “Por ilógico que parezca, la esperanza de que aparezca con vida siempre va estar, por remota que sea”, cuenta Mercedes que agrega: “Vivimos el día a día, año a año, ellos (la gente de Las Palmas) le mataron el sueño a Sergio y los responsabilizamos de hacer desaparecer su cuerpo”.

Los Ávalos sienten que está cada vez más cerca la imputación de los responsables de la desaparición de Sergio.

p14-f04-poli(SCE_ID=432859).jpg

Las 28 preguntas que indagaban sobre la vida de Sergio

En toda investigación criminal se debe avanzar tanto sobre la vida de los sospechosos como de la víctima, porque mientras más información se maneje, más fácil es descartar algunas hipótesis y avanzar sobre otras. Lo cierto es que se indagó sobre si Sergio era homosexual, drogadicto, borracho, delincuente, suicida, problemático con su familia, cómo estaba psicológicamente o si se podría haber escapado, entre otras cosas, pero poco fue lo que se avanzó sobre la vida y obra del dueño del local y su encargado. “Es desproporcionado que sobre Sergio se haya preguntado de todo mientras que del dueño y el encargado no se consultó nada y podrían haber obtenido un perfil meritorio de una investigación. Además, en las indagatorias al personal de seguridad le hacían cuatro o cinco preguntas y nada más”, confió Sergio Heredia.

El cuestionario con el que indagaron sobre la vida de Sergio constaba de 28 preguntas y se lo remitieron de Neuquén a la comisaría de Picún Leufú para que se entrevistara a todo el entorno del joven estudiante que había conseguido una beca en la UNCo.

LEÉ MÁS

Así estaba integrada la seguridad de Las Palmas la noche que desapareció Sergio Ávalos

Caso Ávalos: los patovicas de Las Palmas escribieron la coartada en un papel

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario