El clima en Neuquén

icon
Temp
70% Hum
La Mañana acusado

Acusado de abuso en domiciliaria por intimidar a su víctima

Se trata de un hombre de Zapala acusado de abusar de una niña de su familia, que estaba en libertad. Ahora, permanecerá detenido hasta que termine el juicio.

Un zapalino que se prepara para ir a juicio por abusar reiteradamente de una niña de su familia, fue acusado de intimidar a la víctima y por ello ahora deberá cumplir prisión domiciliaria hasta la finalización del debate en su contra. El hombre se habría presentado en la iglesia a la que la joven acude.

De acuerdo a lo informado por el Ministerio Público Fiscal, los hechos por los que será llevado a juicio el hombre ocurrieron durante 2012 y 2013, cuando la niña víctima vivía en una casa contigua a la de otros de sus familiares, donde vivía el presunto abusador (también emparentado con ella). Es por esta cercanía que los miembros de la familia compartían un baño en el que las personas podían cruzarse, en ocasiones.

Te puede interesar...

Según indicó la fiscal Laura Pizzipaulo, una mañana de 2012, el acusado esperó a la víctima afuera del baño y con engaños la llevó hasta su habitación, donde cometió los abusos. Los hechos continuaron repitiéndose en el tiempo bajo la misma modalidad.

En el año 2013, los abusos ocurrieron los fines de semana, en una ocasión cuando el hombre tomó a la niña por la fuerza y la llevó a su dormitorio, y en otra ocasión, cuando la víctima se dirigió al baño y por la fuerza también fue una vez más llevada hasta la habitación por su familiar, continuando con los abusos.

Es por esto que el hombre está acusado como autor del delito de abuso sexual simple bajo la modalidad continuada, y el mes pasado, la jueza Leticia Lorenzo ordenó la elevación de la causa a juicio ante un tribunal colegiado. Hasta entonces, el hombre gozaba de su libertad bajo la condición de no acercarse a la víctima ni su domicilio, pero recientemente se informó que el presunto abusador violó esta medida cautelar.

Durante una audiencia realizada el viernes pasado, Pizzipaulo informó que la restricción -que estaba vigente desde noviembre de 2021- y que consistía en la prohibición de contacto y acercamiento en un radio no menor a 200 metros por un plazo de 180 días.

En este sentido, la fiscal del caso indicó que en abril pasado, "el imputado fue hasta la iglesia a la que concurre la víctima, frenó el auto y la miró causándole pánico", por lo que solicitó la prisión preventiva del imputado por el término de 45 días.

El pedido estuvo fundado en el peligro procesal de integridad de la víctima y en el de entorpecimiento de la investigación. “Las demás medidas son insuficientes para cautelar el proceso y hay elementos suficientes para considerarlo autor”, afirmó la fiscal. Por su parte, la defensora de los Derechos del Niño y el Adolescente, que intervino como querellante institucional en representación de la víctima, adhirió al pedido de la fiscalía.

La jueza Leticia Lorenzo, luego de escuchar a las partes, dispuso la prisión domiciliaria para el imputado hasta que finalice el juicio, que ya ha sido agendado por la Oficina Judicial y tiene previsto desarrollarse durante los días 8, 9 y 10 de junio. Además, ordenó la prohibición de contacto por sí o por terceros tanto hacia la víctima como a su entorno familiar.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario