Además de combustible, ¿para qué sirve la producción de crudo?

El crudo está hasta en la anestesia de los dentistas.

El asfalto que facilita el tránsito, la anestesia que pulverizan los dentistas para intervenciones pequeñas (hidruro metálico), las cuerdas de una guitarra (nylon), el plástico de los juguetes, botellas, artículos de cocina, envases y bolsas de todo tipo (polietileno y alquilbenceno), los detergentes y plaguicidas (alquilbenceno), las telas sintéticas que reemplazan al algodón, la vaselina, todos los aceites lubricantes, el césped sintético de las canchas de fútbol... Es inagotable la lista de productos fabricados con derivados del petróleo con los que interactuamos día a día sin imaginar su origen.

El petróleo crudo -que deriva del latín “petroleum” (“aceite de piedra”)- es una mezcla de carbono, hidrógeno, impurezas y otros pocos componentes. El proceso de refinado separa varias fracciones de hidrocarburos y se producen varios subproductos que se usan en múltiples rubros de la industria.

Te puede interesar...

Por ejemplo, en la agricultura, ya que uno de los usos más importantes del petróleo está en la producción de amoníaco, que se utiliza como fuente de nitrógeno en los fertilizantes agrícolas. A principios del siglo XX, Fritz Haber inventó un proceso que permitió la producción a escala industrial de amoníaco. Antes de eso, el amoníaco para el fertilizante provenía solamente del estiércol y de otros procesos biológicos.

El plástico nuestro de cada día

El plástico es un elemento básico de la vida moderna. Desde los monitores de computadora a la espuma de poliestireno, los juguetes, los marcos de los anteojos, las botellas de todo tipo, los plásticos son aspectos integrales de muchos productos manufacturados.

El poliestireno, del cual se fabrica la espuma de poliestireno, y el cloruro de polivinilo (PVC), ambos productos de la industrialización posterior a la Segunda Guerra Mundial. El nylon, que puede encontrarse en medias, en engranajes mecánicos e incluso en motores de automóviles, es el plástico de petróleo más exitoso hasta la fecha. La mayoría de los plásticos provienen de olefinas, que incluyen etileno y propileno.

Está en boca de todos

No sólo lo que tocamos y por donde transitamos, también hay derivados de petróleo que llevamos a diario a nuestra boca. Se usan para fabricar chicles, adhesivos para dentaduras y es uno de los componentes más importantes en la producción del lápiz labial ya que la parafina -uno de sus derivados más importantes- ayuda a obtener su forma y suavidad.

Las prótesis dentales contemporáneas necesitan colorantes fijos y, al mismo tiempo, seguros para la salud, algo que pueden asegurar los colorantes hechos a partir de los hidrocarburos. El pegamento para fijarlas también se hace en base a derivados del petróleo.

El poloxámero 407 forma parte de los dentífricos. Se produce a partir de los óxidos de etileno y propileno, que son derivados del petróleo. También se usan colorantes derivados del petróleo en su fabricación.

Captura.PNG

Petróleo en la farmacia

El aceite mineral y el petrolato son subproductos del petróleo utilizados en muchas cremas y productos farmacéuticos tópicos. También el alquitrán, que sirve para productos que tratan la psoriasis y la caspa, se produce a partir de petróleo. La mayoría de los fármacos son moléculas orgánicas complejas, que tienen su base en moléculas orgánicas más pequeñas y más simples. La mayoría de estos precursores son subproductos del petróleo. Moléculas importantes para construcción de otras son los alquenos y los compuestos aromáticos; los alquenos de mayor importancia industrial son el eteno y el propeno. A partir del eteno se forma etanol, el cual se emplea como disolvente en barnices y perfumes, en la preparación de muchas esencias, sabores, productos farmacéuticos y está presente en bebidas alcohólicas.

Tomarse una simple aspirina también nos relaciona con el petróleo: el ácido acetilsalicílico que contiene generalmente se produce partiendo de fenol, un destilado del petróleo.

Pero también están presentes los derivados del petróleo en antisépticos. El éter de petróleo se utiliza también para recubrir las grageas entéricas, que son las que se disuelven en el intestino, y no en el estómago, por ser muy irritantes para este órgano. También para vaselina líquida y sólida, así como para suavizantes y emolientes de la piel.

De la alfombra a la cortina

Otro de estos productos que se extraen de la refinación del petróleo es el acrilonitrilo que forma el polímero poliacrilonitrilo, que se emplea en fibras acrílicas para ropa y alfombras, y el monómero estireno, que forma el poliestireno que se emplea para aislamientos, vasos para café, mangos de cepillos dentales y peines.

El benceno y el tolueno son los materiales de partida utilizados para fabricar poliuretanos.

Si nos detenemos en el cloruro de polivinilo (PVC), una de sus características es su alta resistencia a la abrasión y a los productos químicos. Se utiliza para hacer manteles, cortinas para baño, muebles, alambres y cables eléctricos. También se utiliza para la fabricación de riego, juntas, techado y botellas.

Sacarina: síntesis de tolueno

¿Cuesta imaginar al petróleo en la gastronomía? Se usa como sustitutivo del azúcar. La sacarina químicamente es una imida o-sulfobenzoica. En la industria alimentaria se conoce con las siglas E954.

La sacarina fue sintetizada en 1878 a partir de experimentos con derivados de la hulla, y se utiliza como edulcorante desde principios del siglo XX. Actualmente se obtiene mediante síntesis química del tolueno o de otros derivados del petróleo.

Colorante, detergente y otros

Destilados de petróleo tales como benceno, tolueno, xileno y otros proporcionan la materia prima para productos que incluyen colorantes, detergentes sintéticos y telas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído