El clima en Neuquén

icon
17° Temp
50% Hum
La Mañana pilotos

Aerolínea china tiene a sus pilotos en cuarentena perpetua

Los pilotos y la tripulación de Cathay Pacific viven inmersos en constantes restricciones y medidas que hacen su vida imposible.

La pandemia del coronavirus y el peligro latente de la nueva variante Ómicron obligó a cambiar la rutina de todos los trabajadores en del mundo. Sin embargo, una de las actividades que más muto fue la del transporte aéreo.

Hong Kong es una de las ciudades con más tráfico aerocomercial en el mundo y tiene algunas de las normas más estrictas en materia de coronavirus. Los más afectados por las normas son los pilotos de la aerolínea local, Cathay Pacific, que en algunos casos tuvieron que pasar casi 150 días de aislamiento solo en este 2021.

Te puede interesar...

A pesar de que Hong Kong registró muy pocos casos locales de COVID en los últimos meses, la ciudad sigue la política de China de COVID cero, por lo que los residentes conviven con un amplio régimen de pruebas y cuarentenas.

Los pilotos no están exentos de estas normas, lo que significa que pasan una parte excepcionalmente grande de su tiempo en el trabajo o en cuarentena.

Todos los viajeros internacionales que llegan al país tienen que someterse a las pruebas de COVID a su llegada al aeropuerto de Hong Kong y a la cuarentena, incluso si los resultados son negativos. Deben esperar los resultados de las pruebas -que se dan a conocer el mismo día- antes de poder proceder a los trámites de inmigración.

En declaraciones al portal de la BBC, los pilotos de Cathay Pacific (que prefirieron mantener el anonimato) explicaron cómo son las condiciones en las trabajan.

"Los pilotos llevan más de 25 horas en el avión, a veces más de 30 horas si hay retrasos”. "Tienen que sentarse en una silla de plástico y no pueden dormir, a la espera de las pruebas. Todo el proceso dura unas cuatro horas desde que aterrizan hasta que llegan a casa".

Si el resultado es negativo, pueden volver a casa, pero ahí no termina toda la experiencia.

Durante los tres primeros días después de llegar a Hong Kong, los tripulantes deben permanecer en sus casas. Sólo pueden salir un máximo de dos horas al día, y sólo para someterse a las pruebas de COVID o para realizar actividades esenciales. A continuación, los miembros de la tripulación tienen que "evitar el contacto social innecesario" durante otros 18 días y continuar con las pruebas diarias.

Penny's-Bay-centro-de-cuarentena,-Hong-Kong.jpg

En caso de que los pilotos den positivo, o sean señalados como contacto cercano de un caso positivo, son enviados al hospital o a un centro de cuarentena, como el controvertido centro de Penny's Bay, que fue criticado por sus condiciones de vida.

Uno de los pilotos de Cathay contó su experiencia en Penny's Bay y lo comparó a estar en "confinamiento solitario" en una habitación estrecha a la que "no le daba el sol". "No podía ver ninguna planta", dijo.

Los familiares de los casos positivos y de los contactos cercanos también son obligados a permanecer en las instalaciones, y entre ellos hay niños y mujeres embarazadas.

Las tripulaciones extranjeras que vuelan a Hong Kong también están sujetas a estas normas. Tras los informes de que más tripulantes de British Airways estaban siendo puestos en cuarentena en Penny's Bay, la aerolínea suspendió recientemente los vuelos a Hong Kong diciendo que estaban "revisando los requisitos operativos para esta ruta".

Pero las restricciones no terminan ni siquiera cuando los pilotos de Cathay están en el extranjero. La tripulación tiene que cumplir las estrictas normas de aislamiento de la aerolínea durante las escalas en otros países.

"Vas directamente de tu habitación al avión. Vuelas y luego vuelves directamente a tu habitación y estás encerrado en ella hasta que vuelves a salir", explicó unos de los pilotos. Una vez en el hotel, deben permanecer en su habitación durante toda la escala, incluidas las horas de comida. "Te entregan la comida en la habitación, abres la puerta, coges la comida y te la comes tú solo en la habitación", explica.

"Hay un guardia de seguridad delante de tu puerta. Así que, literalmente, no puedes salir al pasillo. Estamos en cuarentena desde que aparecemos en el trabajo hasta que volvemos a Hong Kong".

centro-de-cuarentena-hong-kong.jpg

Renuncia y jubilación

La aerolínea Cathay Pacific reiteró su apoyo a las medidas de cuarentena del gobierno de Hong Kong, diciendo: "La seguridad y el bienestar de nuestros clientes, empleados y la comunidad siguen siendo nuestra prioridad absoluta".

En cuanto a las condiciones del centro de cuarentena de Penny's Bay, Cathay Pacific dijo que estaba haciendo todo lo posible para "ayudar a todos los afectados", reiterando que Penny's Bay es una "instalación gubernamental designada".

Cathay Pacific dijo que reconocía la "carga" que había supuesto para su tripulación.

"Un piloto que se sienta incapacitado para volar de cualquier manera puede expresarlo al equipo de gestión sin peligro y está protegido legalmente en su derecho a declararse incapacitado para el servicio", dijo la compañía.

La aerolínea también dijo que en las últimas semanas había observado un impacto en el "sentimiento actual" sobre cómo se sentían los tripulantes en sus puestos de trabajo.

Sin embargo, los pilotos de Cathay declararon a la BBC que solicitaron o piensan pedir una baja por estrés debido al impacto que su trabajo ha tenido en ellos psicológicamente y a la tensión ejercida en sus vidas personales.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario