Ahora prometen el tercer puente para fines de 2017

Además, proyectan un cuarto para que haya dos carriles por mano.

Neuquén.- Hace años que Vialidad Nacional viene postergando la inauguración de los accesos al tercer puente entre esta ciudad y Cipolletti. El último plazo, anunciado hace apenas 20 días, establecía el corte de cintas para abril del año que viene. Ayer, el ministro nacional de Transporte, Guillermo Dietrich, desmintió esa información y confirmó que la fecha definitiva será el miércoles 6 de diciembre de 2017, ni un día más.

El ministro prometió que la obra no tendrá nuevas demoras e informó que Nación hará un cuarto puente al lado del que está sin terminar. Ese nuevo cruce estará listo en 2019 y permitirá ampliar el tránsito a cuatro carriles, dos por mano, tal como sucede hoy con los dos primeros puentes interprovinciales.

Dietrich visitó Neuquén para firmar con el gobernador Omar Gutiérrez un ambicioso plan de obras viales para toda la provincia (ver aparte).

El tercer puente a Cipolletti era un compromiso asumido en el año 2000 por Caminos del Valle, la ex concesionaria del peaje en la Ruta 22. La empresa debía construir un cruce de cuatro carriles aguas arriba de los puentes existentes.

En 2007, tras varias postergaciones, se inauguró el puente anunciado pero más chico, con apenas dos carriles y sin los accesos. Entonces, Vialidad Nacional se hizo cargo de las obras faltantes. El primer plazo de inauguración de las conexiones era en 2010, después se habló de 2012 y, desde entonces, todos los años se fijan una o dos fechas nuevas, cada vez más lejos en el tiempo.

Hace 20 días, el ministro de Obras y Servicios Públicos rionegrino, Carlos Valeri, había prometido la habilitación para abril del próximo año. Ayer, Dietrich y sus colaboradores aclararon que la verdadera fecha es el 6 de diciembre de 2017 y se comprometieron a estar acá ese día para cortar las cintas. Explicaron que la obra se demoró porque tienen la restricción de los canales de riego del lado rionegrino, que los limitan a trabajar entre mayo y agosto.

El titular de Vialidad Provincial, Luis Lazcano, indicó que el cuarto puente “sería paralelo al tercero, cosa de convertir el acceso en una rotonda”. Los nexos que están en ejecución costarán 90 millones de pesos más y el nuevo cruce requerirá otros 500 millones, según se detalló.

Gutiérrez agregó que ambos puentes permitirán descomprimir el tránsito en la ciudad. Señaló que para 2019 habrá un puente para ingresar a Río Negro y otro para circular en sentido contrario, hacia Neuquén. En tres años, además, está previsto que finalicen la ampliación de la Ruta 22 de Chichinales a Cipolletti y la multitrocha Plottier-Arroyito. Eso permitirá circular por todo el Alto Valle con dos carriles por mano, como en una gran autopista urbana. Ayer, todos los funcionarios presentes subrayaron que esta vez los plazos son reales y no habrá más excusas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído