Al dibujante de Messi el Mundial le tira un centro

A pocos días del inicio del torneo en Rusia, Pablo Sepúlveda recibe gran cantidad de encargos.

POR PABLO MONTANARO / montanarop@lmneuquen.com.ar

A una semana del debut de la selección argentina frente a Islandia en el Mundial de Rusia, el dibujante neuquino Pablo Sepúlveda no para de recibir encargos de retratos de Lionel Messi. A través de las redes sociales (Pablo Dibujos Art, en Facebook) y del teléfono celular, numerosos vecinos de la ciudad se comunican con el joven artista del barrio San Lorenzo para que les dibuje al crack del conjunto nacional. “Es mucha la gente que me envía una foto de Messi, ya sea posando o en plena acción, y me pide que se lo dibuje”, contó.

El arte que despliega este neuquino de 30 años se hizo conocido cuando en marzo fue elegido entre los diez finalistas del concurso internacional MessiArt, que premió al dibujante que mejor retratara al astro del Barcelona.

En esa oportunidad, Pablo eligió para su dibujo una imagen de Messi en el partido de eliminatorias que jugó la Argentina contra Perú. El dibujo tuvo más de 3000 “me gusta”, aunque no le alcanzó para superar al ganador del certamen, organizado por la Fundación Messi. La obra ganadora fue donada a un hospital de Barcelona para recaudar fondos para la construcción de un centro de oncología pediátrica.

Por estos días, el dibujante neuquino vendió cinco dibujos de Messi y tiene otros tres para entregar.

Además, su talento puede verse en el dibujo de otros destacados futbolistas, como Ronaldo, Luis Suárez, Ronaldinho, entre los más solicitados, como también cantantes, artistas de películas y series, familias e incluso perros. “Nadie me pidió la del técnico Jorge Sampaoli”, dice con una sonrisa.

p05-pieza.jpg

Elaborar cada retrato le lleva entre seis y siete horas de intenso y paciente trabajo, el cual lo divide en varios días porque es empleado en una empresa de materiales para la construcción. Explica que en un futuro le gustaría dedicarse al dibujo “las 24 horas del día”.

“Lo más difícil es dibujar la cara, la mirada, los gestos, las facciones”, afirma. En el caso del dibujo de Messi, “lo más complicado es hacer la barba”, comenta mientras repasa con lápiz negro algunos rasgos del capitán de la selección argentina.

Con orgullo, su padre asegura que su hijo “a los 6 años agarró los lápices, nadie le enseñó, nunca fue a un taller o a clases de dibujo”. Pablo completa el recuerdo de su padre y señala: “Cuando empecé a dibujar me gustaba hacer autos, motos y perros”.

Contó que la nota publicada en marzo en LM Neuquén, cuando fue elegido entre los diez mejores retratistas de Messi, le generó mayor difusión sobre lo que hace. “Al conocer lo que yo hacía con el dibujo mucha más gente, vecinos, amigos y conocidos se acercaron y se animaron a pedirme retratos, incluso muchas familias”, concluyó.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído