Alarma por otro posible caso de psitacosis en Cipo

Recomendaron extremo cuidado a quienes hayan comprado aves.

Todos los vecinos que hayan comprado loros, papagayos, cotorras o pericos en el último tiempo deben consultar a un médico ante la aparición de tos, complicaciones respiratorias o decaimiento general. El hospital emitió ayer una alerta ante el ingreso de un cuarto paciente con un posible caso de psitacosis, una bacteria que transmiten las aves.

El nuevo paciente, ingresado ayer por la mañana, es familiar de las primeras tres personas internadas. Sin embargo, hay preocupación por la posibilidad de que haya más casos, ya que el loro que transmitió la enfermedad no fue el único comercializado de manera ilegal. Se indicó que referentes de la Dirección de Fauna de la provincia tienen indicios sobre la venta de 26 aves más.

Te puede interesar...

Claudia Muñoz, jefa del departamento de Atención Médica del hospital, aseguró que los vecinos deben tener en cuenta que la bacteria “no pasa de persona a persona”, por lo que quienes no hayan tenido contacto con aves en las últimas semanas no tienen por qué temer. “El problema es que hayan ingresado de manera ilegal, porque entonces no son puestos en cuarentena ni se les suministran antibióticos para erradicar posibles enfermedades; y que vivan en condiciones de hacinamiento y suciedad”, indicó Muñoz.

Sin embargo, al mismo tiempo, recomendó que consulten al médico quienes hayan comprado un ave “de dudoso origen” en caso de presentar los síntomas, similares a los de una neumonía. Informar al médico de guardia sobre la situación es un dato clave para controlar el efecto de la enfermedad.

27 La cantidad de aves que se habrían vendido en forma ilegal en Cipolletti.

Familiares

Según precisaron desde el hospital, los tres internados se encuentran estables y cursan las 72 horas claves de evolución. Se trata de un matrimonio y su hijo mayor de edad, quienes habían comprado un loro que estaba infectado y murió hace algunos días.

En tanto, por el cuarto caso que se presentó ayer se iniciaron los protocolos correspondientes. Se trata de otro integrante de la familia, cuñado de uno de los internados, por lo que se presume que el contagio habría sido con el mismo loro.

Como medida precautoria, el personal de salud realiza un seguimiento sobre la red de contactos familiares de los cuatro pacientes que presumiblemente estén enfermos de psitacosis.

Allanaron la casa del vendedor

El hombre sospechado de comercializar ilegalmente loros ya se había despojado de las aves cuando la fiscalía allanó su domicilio, en las 1200 Viviendas. Fue ayer, y si bien los investigadores no pudieron secuestrar ni animales muertos ni vivos en la casa, desde el Ministerio Público Fiscal se destacó el hallazgo de elementos relevantes. “En un patio externo se encontró una jaula, aros que utilizan los loros y plumas varias de coloración verde. En una requisa vehicular se halló alimento para aves desperdigado en el habitáculo y más plumas”, detallaron.

LEÉ MÁS

¿Dónde voto? Consultá el padrón definitivo para las PASO

¿Qué pasa si no voy a votar en las elecciones del domingo?

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído