Ante nuevos ataques, taxistas amenazan con un paro

Son los autoconvocados que reclaman seguridad. El lunes podría haber un paro en la ciudad.

Un incidente en Villa Farrel, donde atacaron a un taxista a golpes y le cortaron un brazo, disparó la bronca en el sector de los taxistas autoconvocados, que salieron a reclamar mayor seguridad y amenazan con llevar adelante un paro el lunes.

El incidente que motivó el reclamo ocurrió el jueves por la noche cuando un automovilista –un gitano de acuerdo con lo relevado por LMN– persiguió al taxista, del interno 683, durante un par de cuadras hasta que le dio alcance en Rivadavia y Pehuén, en Villa Farrel.

Te puede interesar...

"Se bajó con un fierro, le pegó al auto y después lo atacó al taxista, está todo cortado", contaron los compañeros, que viralizaron un video del tachero con el brazo izquierdo herido y manchas de sangre en la puerta del conductor.

Ante nuevos ataques, taxistas amenazan con un paro

Del incidente solo trascendió que se debió a una maniobra de tránsito, aunque otras fuentes confiaron a este medio que se habría tratado de un hecho particular entre el taxista y el gitano, por una cuestión económica de la cual no se pudo acceder a mayores datos.

Para las autoridades, el hecho no estuvo vinculado a la inseguridad en esta ocasión, sino a un asunto particular.

"Nos cansamos de los asaltos, de los ataques, basta de ser nosotros los perjudicados", indicó Marcela, una de las taxistas autoconvocadas, que aseveró que el jueves a la noche un compañero había sufrido un violento asalto en el barrio Parque Industrial, pero hasta ahora no se ha podido ubicar al tachero afectado ni la denuncia.

Lo cierto es que ayer hubo varias conversaciones, por separado, entre los distintos actores vinculados a la problemática, como la Policía, subsecretaría de Seguridad, Municipio, el sindicato de peones de taxis y los taxistas autoconvocados.

En cuanto al tema de la instalación de las cámaras en los taxis, para hacer foto de los pasajeros, solo se supo que es un compromiso asumido por el Municipio y que ahora está todo frenado.

Tras el ataque que sufrió el taxista Pablo Sánchez, la madrugada del 13 de julio, hubo varias reuniones mientras la ciudad estaba sitiada por el reclamo de sus compañeros.

En ese marco, se estableció darle la licencia de un taxi a la familia de Sánchez y luego se acordó instalar las cámaras.

LEÉ MÁS

"Ellos pueden ir presos pero a mí me arruinaron, si vuelvo a caminar es un milagro"

Les agravaron la acusación por balear al taxista

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído