El clima en Neuquén

icon
19° Temp
69% Hum
La Mañana Gente

Aplastamiento: Netanyahu promete una investigación mientras se entierran las primeras víctimas

Las familias de Israel comenzaron a enterrar a sus seres queridos después de que al menos 45 personas murieran en una avalancha humana en un festival judío

Unas 150 personas resultaron también heridas en la fiesta de Lag B'Omer, cerca del monte Meron, cuando la gente quedó atrapada en un pasillo abarrotado.

El primer ministro Benjamín Netanyahu prometió que una investigación garantizaría que no se repitiera una tragedia semejante.

Te puede interesar...

Al visitar el lugar de los hechos, dijo que se trataba de una de las peores catástrofes en tiempos de paz que había conocido el país.

Uno de los supervivientes, que dio su nombre como David, dijo a Ynet News que se había sentido como si una ola humana se hubiera roto: "Nuestros cuerpos fueron arrastrados por sí mismos. La gente salía despedida por los aires, otros quedaban aplastados en el suelo".

Se cree que los fallecidos son mayoritariamente hombres o niños de la comunidad ultraortodoxa, ya que el aplastamiento en el evento, en gran parte segregado por sexos, se produjo al parecer en una de las secciones de hombres.

Se cree que algunas víctimas son de nacionalidad extranjera. La aerolínea israelí El Al se ha ofrecido a ayudar a los familiares de las víctimas que viven en el extranjero y desean asistir a los funerales de sus seres queridos en Israel. El domingo ha sido declarado día de luto nacional.

El presidente israelí, Reuven Rivlin, encendió 45 velas el viernes por la tarde para conmemorar a los fallecidos, informa el Jerusalem Post.

"Este es el momento de abrazar a las familias y ayudarles a encontrar a sus seres queridos, de llorar juntos", dijo. "Este es un día duro y doloroso. Esta tragedia es desgarradora".

El lugar incluye varios grandes terrenos de reunión con puestos al aire libre y escenarios, conectados por una red de caminos. Fue en uno de esos caminos donde, según los testigos, comenzó la aglomeración de gente.

AVALANCHA EN ISRAEL | Al menos 44 muertos durante el LAG BAOMER

Algunos testigos dijeron que el incidente había comenzado cuando la policía cerró el pasillo, que se dice que tiene 3 metros de ancho. Fuentes policiales dijeron al periódico Haaretz que algunas personas habían resbalado en los escalones, lo que provocó la caída de decenas de personas pero esto no fue confirmado oficialmente.

Un herido que se encontraba en la cama de un hospital dijo que una fila de personas en la parte delantera de la multitud se había desplomado.

"Se formó una pirámide de uno sobre otro", dijo el hombre anónimo citado por la agencia de noticias Reuters. "La gente se amontonaba una sobre otra. Yo estaba en la segunda fila. La gente de la primera fila... vi morir a gente delante de mis ojos".

Dov Maisel, director de operaciones de la organización de servicios de emergencia basados en el voluntariado United Hatzalah, dijo que nunca había presenciado una escena así en sus 30 años de carrera.

"Parecía una escena surrealista en la que teníamos a más de 20 personas sometidas a reanimación cardiopulmonar por nuestros equipos, con una capacidad limitada de evacuación del lugar, simplemente porque el lugar estaba demasiado saturado de gente", dijo. Los testigos afirman que una barricada policial impidió que la gente saliera de la abarrotada zona.

El organismo de control estatal de Israel, la oficina de la Contraloría del Estado, emitió advertencias en 2008 y 2011 sobre el riesgo de una catástrofe.

El peligro especial lo suponían las carreteras y caminos de acceso que "son estrechos y no son apropiados para acomodar a los cientos de miles de personas que visitan el lugar", dijo la oficina citada por el New York Times.

Miles de agentes de policía cerraron el evento tras la aglomeración antes de ayudar a evacuar a los asistentes.

Los investigadores estudiarán si hubo mala conducta policial, según el Ministerio de Justicia. Netanyahu prometió una investigación "seria" que "garantice que este tipo de desastre no vuelva a ocurrir".

El jefe de la policía regional, Shimon Lavi, dijo a los periodistas en el lugar de los hechos que asumía "la responsabilidad general, para lo bueno y para lo malo" y que estaba "preparado para cualquier inspección".

Más tarde declaró a la agencia de noticias AFP que sus agentes habían hecho todo lo posible en una "noche trágica". Otros agentes de policía declararon a los medios de comunicación locales que la gente había resbalado en la pasarela y que el aplastamiento había estado "fuera de su control".

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, llamó al primer ministro Netanyahu para ofrecerle sus condolencias. El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, dijo que sus pensamientos estaban con "el pueblo israelí y los que han perdido a sus seres queridos en esta tragedia" y la canciller alemana, Angela, ofreció sus "sentidas condolencias".

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario