LMNeuquen Alimentos

Arman un exitoso emprendimiento en plena pandemia

Venden bolsones con frutas y verduras seleccionadas y los entregan a domicilio.

Mientras que la pandemia de coronavirus significó la interrupción del trabajo y la caída de los ingresos para muchos neuquinos, otros habitantes tomaron el contexto atípico como una oportunidad para emprender y, tras interpretar los nuevos hábitos de consumo que surgieron con el aislamiento, crecen con sus nuevas empresas.

Juan Cruz Antenucci es ingeniero industrial y pasó el año pasado trabajando en Australia. La cuarentena lo encontró en medio de una visita a su familia en Neuquén, por lo que decidió planear un proyecto para generar ingresos mientras cumplía el aislamiento con su familia. La idea era brindar una solución a las personas que quieren hacer las compras de alimentos sin salir de su casa.

Te puede interesar...

El joven emprendedor se asoció con Lourdes Raimondo, que desde hace años está a cargo de la empresa de producción y exportación de manzanas Trevisur. El objetivo era distribuir las manzanas de la compañía pero con un valor agregado, por lo que diseñaron un sistema de reparto de bolsones de frutas y verduras surtidas. Así nació Huerta del Sur.

Basado en un sistema que ya funciona en otras ciudades argentinas, reparten una caja con 10 kilos de hortalizas surtidas, que provienen de distintas huertas de la ciudad, de la producción de Trevisur y del Mercado Concentrador. Los clientes no pueden elegir qué alimentos les llegarán a su domicilio, porque los emprendedores les llevan los productos de mejor calidad disponibles esa semana en el mercado.

“Son 10 kilos en total, con seis variedades de frutas y cuatro de verduras”, dijo Antenucci sobre la propuesta, que cuesta 900 pesos y se distribuye en las cajas de cartón que sobran del empaque de Trevisur. “A los clientes les pedimos que nos devuelvan las cajas para reutilizarlas y, cuando están rotas, las destinamos a reciclaje”, afirmó.

huerta-del-sur.jpg
Los emprendedores distribuyen alimentos en Neuquén y en localidades vecinas.

Los emprendedores distribuyen alimentos en Neuquén y en localidades vecinas.

El proyecto surgió hace dos meses y tuvo un rápido crecimiento. Por eso, decidieron sumar una nueva propuesta para los clientes. Elaboraron una caja Premium a 1300 pesos, que incluye hortalizas cortadas y empaquetadas, o bolsas de ensaladas ya preparadas de la marca Dole. A eso sumarán artículos más costosos, como kiwis.

“Existen emprendimientos de este tipo pero suelen ser más personalizados y, por lo tanto, más caros”, explicó Antenucci. Según comentó, la falta de elección de los clientes se convierte en una ventaja, porque mejora la logística de entregas y garantiza que todos los productos son los de mayor calidad disponible esa semana.

View this post on Instagram

A post shared by Huerta del sur (@huertadelsur) on

Si bien los socios elaboran encuestas entre los clientes para saber cuáles son los alimentos más buscados y elaboran las cajas en base a esas opiniones, Antenucci aclaró que la calidad siempre es prioridad. “Si nos piden papas y esa semana no hay papas de calidad en el mercado, elegimos otro producto alternativo”, dijo y aclaró que son cuidadosos con las elecciones porque la mayoría de las verduras llegan al mercado desde provincias lejanas y no desde plantaciones locales.

Para el emprendedor, el secreto de su crecimiento es ofrecer una alternativa a precios bajos y con un servicio cómodo. “Con la cuarentena, la gente quiere recibir las compras en su casa”, dijo y aclaró que tanto las compras como los repartos son realizados por ellos o sus allegados: Ezequiel Beli, Gerardo Antenucci y Mónica Valerio.

huerta-del-sur2.jpg
Llevan frutas y verduras que no venden a los <a href=merenderos." id="647730-Libre-97072186_embed" />

Llevan frutas y verduras que no venden a los merenderos.

-> El costado solidario del emprendimiento

Como es imposible comprar sólo la cantidad justa para repartir, los socios de Huerta del Sur suelen tener sobrantes de alimentos todas las semanas. Desde que comenzó el emprendimiento, dedican cada lunes a visitar merenderos de Neuquén y Cipolletti, a donde llevan donaciones de todas frutas y verduras que compraron de más.

Para aprovechar la ventaja de su sistema de entregas, cada vez que visitan a un cliente les hablan sobre los merenderos y piden otras donaciones para llevar. Así, recolectan ropa, frazadas, utensilios de cocina, alimentos no perecederos y juguetes, que luego acercan a estos espacios comunitarios.

Juan Cruz Antenucci, uno de los emprendedores, aclaró que ya comenzaron a recolectar juguetes para entregar a los niños de los merenderos el próximo Día del Niño, en una vuelta solidaria que le dieron a su proyecto.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.2056074766355% Me interesa
89.252336448598% Me gusta
1.4018691588785% Me da igual
1.8691588785047% Me aburre
3.2710280373832% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario