El clima en Neuquén

icon
17° Temp
35% Hum
LMNeuquen Asalto

Asaltan a punta de pistola a empleadas de un comercio céntrico

Fue en una boutique de calle Roca. Los ladrones eran tres y fueron ahuyentados por la alarma que una de ellas alcanzó a activar.

Tres empleadas de un negocio de ropa ubicado en pleno centro de la capital sufrieron momentos de terror al ser abordadas por tres hombres a rostro cubierto que ingresaron en el horario de atención matutino y las encañonaron para llevarse la recaudación. "Hacemos todo bajo la ley, pero no hay protección", lamentó una de las víctimas.

El angustiante episodio fue relatado a LU5 por la hija de la propia dueña, una de quienes se encontraba presente la mañana del jueves cuando todo sucedió. "Siempre operamos con la puerta abierta para que el quiere entrar lo haga, nunca tuvimos portero", explicó Gimena, al referir que no hubo un segundo para percatarse de lo que estaba a punto de suceder.

Te puede interesar...

Pasadas las 11, tres hombres ingresaron a la boutique de Roca al 100, uno detrás de otro. "Primero abre la puerta un hombre alto, joven, como de manera avasallante. Llevaba barbijo y lentes de marco transparente, como de seguridad. Entra, nos mira, algo dice que ya no recuerdo, saca una pistola de su morral y nos la muestra", relató.

La amenaza, aunque la mujer no la recuerda, era clara; quedarse quietas mientras ellos buscaban el dinero. "Cuando el hombre sacó el arma, yo pensé 'se acabó'. Por eso no lograba reaccionar", recordó con angustia. Su madre, sin embargo, no dudó en tirarse contra el segundo hombre y ponerse a forcejear por el arma.

Los segundos que le siguieron fueron "de película"; en medio del caos, Gimena intentó correr al mostrador para activar la alarma, pero fue alcanzada por uno de los delincuentes, y arrojada contra un probador. Pero, aprovechando la distracción de los ladrones que habían pasado a revolver todo en busca del botín, subió las escaleras y logró activar un sensor de movimiento que finalmente disparó la alarma del negocio.

En simultáneo, la damnificada se acercó a una ventana y comenzó a gritar a quienes pasaban por ayuda. Los intrusos, aturdidos, se retiraron con las manos vacías.

A pesar de que nada les fue robado y las tres mujeres no fueron lastimadas en el proceso, la indignación y sensación de inseguridad no se las quita nadie, dado que para ellas quedó demostrado que ya no hay horario ni lugar que se salve de la delincuencia. De hecho, el principal reclamo fue para la Policía, que nunca llegó.

"Una clienta que pasaba por ahí y vio todo, llamó al comando, pero ellos nunca vinieron. Estando tan cerca de la municipalidad, no se entiende realmente. Que mi mama se les tirara nos salvó porque los descolocó, no se esperaban una reacción así", resaltó.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

2.3364485981308% Me interesa
2.3364485981308% Me gusta
1.4018691588785% Me da igual
0.46728971962617% Me aburre
93.457943925234% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario