El clima en Neuquén

icon
15° Temp
41% Hum

Asaltó y violó a una comerciante de Plottier, incumplió la domiciliaria y volvió a robar

Tras ser acusado por el nuevo hecho, durante el cual se lo detuvo en flagrancia, el hombre quedó detenido en una comisaría. Cuenta con una condena previa que aún purga.

Un hombre de Plottier fue acusado por asaltar y luego violar a una comerciante, pero a pesar de los terribles detalles, una jueza consideró innecesaria la prisión preventiva. En la comodidad de su domicilio, el delincuente dañó la tobillera electrónica que le colocaron, escapó y cometió un nuevo robo. Ahora, quedó tras las rejas.

El aberrante hecho de robo seguido de violación ocurrió el pasado viernes 20 de mayo por la tarde, cuando alrededor de las 14 se presentó en el comercio armado con un cuchillo y un arma de fuego, elementos que utilizó para amedrentar y reducir a la única víctima, una mujer encargada del negocio que se encontraba allí.

Te puede interesar...

Amenazándola, el delincuente logró alzarse con 8 mil pesos en efectivo que se encontraban en la caja y un celular. Pero, siguiendo la teoría fiscal, su codicia no terminó allí, ya que llevó a la víctima a una parte trasera del negocio, y allí, la violó.

Finalmente, y a pesar de la intervención de un vecino que pasaba por el lugar y forcejeó con el delincuente justo cuando este se disponía a huir, el violador logró escapar del lugar.

Gracias a algunas pesquisas que se llevaron a cabo en los días posteriores, el hombre fue finalmente identificado y acusado en audiencia por el delito por la fiscal Silvia Moreira, quien además solicitó que se le imponga al acusado una prisión preventiva por cuatro meses en pos de resguardar a la víctima.

No obstante, esta no fue otorgada, ya que la jueza Estefanía Sauli coincidió con la defensa del acusado en que una prisión domiciliaria sería más apropiada, y fue la medida que finalmente dictó, junto a la colocación de una tobillera electrónica.

Lo cierto es que ni siquiera el dispositivo de monitoreo fue suficiente para evitar una reincidencia, ya que el sindicado logró dañarlo y el día jueves la asistente letrada de la Fiscalía de Delitos Flagrantes, Inés Novoa, debió llamar a una nueva audiencia luego de que la Policía atrapara al hombre en pleno robo.

El hecho ocurrió el miércoles 6 alrededor de las 11:30, cuando el presunto violador se presentó en un kiosco del oeste de la capital y bajo amenaza, obligó al empleado del local que allí se encontraba a que le entregue el dinero de la caja registradora; en total, unos 20 mil pesos.

La suerte le jugó en contra al delincuente ya que el cliente que había dejado el kiosco justo previo a su ingreso, alcanzó a ver el momento en que el ladrón amenazaba al comerciante y cometía el robo, por lo que se alejó unos metros y avisó a la Policía de inmediato. Gracias a este testigo, los efectivos llegaron a tiempo y demoraron al hombre cuando este se disponía a huir.

Parte del dinero sustraído quedó caído en el local, y otra parte fue secuestrada en poder del acusado.

El delito que Novoa le atribuyó es tentativa de robo simple en carácter de autor.

Asimismo, en la misma audiencia, la fiscal Moreira -quien lleva la causa de robo seguido de violación- pidió que al haberse registrado el incumplimiento de la prisión domiciliaria, y dando así por acreditada su inefectividad, se le imponga al delincuente una prisión preventiva por seis meses. La funcionaria destacó que además de haber incumplido la cautelar para cometer un nuevo hecho, también está cumpliendo una pena de prisión condicional por un hecho previo.

Ante el claro riesgo, la jueza Carina Álvarez -que intervino en esta oportunidad-, tuvo por formulados los nuevos cargos y dictó la prisión preventiva requerida por la acusación, por el plazo solicitado.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario