El clima en Neuquén

icon
20° Temp
40% Hum
La Mañana embarazada

Asesinó a su mujer embarazada y a su hijastra de 5 años

El femicida, que es bombero, incendió la casa con los dos cuerpos adentro. Ocurrió en Rusia, en la región de Oblast.

Un bombero ruso, de 25 años, asesinó a puñaladas a su esposa embarazada, de 30; y luego, atacó a cuchillazos a su hijastra, de cinco, que intentó proteger a su mamá. Luego de acribillarlas con 25 puntazos, el femicida prendió fuego los cuerpos.

El abominable hecho ocurrió en la ciudad rusa de Vólogba, en la región de Oblast, al noreste del país y ubicada a aproximadamente 500 kilómetros al norte de Moscú. Solamente dos semanas después de haberse casado, el identificado como Konstantin Kapustin mató a Marina Kapustina y a la hija de ella, Nikol, con un arma blanca. Según indicaron los allegados de las víctimas, el joven homicida se mostraba como un novio cariñoso pero tenía una grave adicción al alcohol. Esto provocó varias discusiones aunque hasta el día fatídico, según lo revelado por la Policía, no se habían registrado denuncias por violencia de género.

Te puede interesar...

"Llegué a casa y no me saludó. Me enojé mucho, fui a la cocina y tomó el cuchillo más grande", comentó el criminal ante los detectives tras confesar el doble femicidio. Su impiedosa declaración fue compartida por la fuerza de seguridad local en un video.

Kapustin, que aseguró estar borracho en el momento de los asesinatos, agredió primero a su pareja frente a la pequeña. El hombre golpeó a Marina y luego, la clavó siete veces. Ante la espantosa escena, la niña corrió hacia su madre y quiso proteger el cuerpo de ella. El malviviente, sin piedad, apuñaló a la nena 18 veces. Finalmente, el bombero las roció con gasolina y las prendió fuego junto con su casa para intentar destruir las pruebas.

A-0160102.jpg

La portavoz de la Policía local, Natalia Letenkova, comunicó ante los medios de prensa que "los exámenes evidenciaron que las mujeres murieron por múltiples puñaladas en la parte superior del cuerpo". Además, señaló que la adulta "estaba embarazada en el momento del crimen" pero no detalló de cuántos meses de gestación estaba. En tanto, contó que "los forenses también dijeron que la niña aún estaba viva cuando el sospechoso prendió fuego la vivienda".

Durante los interrogatorios policiales, Kapustin confesó haber matado a la madre y a la chica. Mientras el juicio se proyecta, todo indica que será condenado a cadena perpetua en prisión por los asesinatos cometidos con especial crueldad.

Por su parte, el afligido padre de Marina Kapustina, Mikhail Maklakov, habló ante los canales de noticias y expresó todo su dolor: "Perdí a mi hija y a mi nieta el mismo día. Eran lo que más amaba en todo el mundo. Ahora, no sé por qué voy a vivir".

148.jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
6.8965517241379% Me da igual
0% Me aburre
93.103448275862% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario