Ataque en Bélgica: matan a dos policías y a un joven

Todo indica que fue un atentado terrorista. El agresor está muerto.

Bélgica. Un terrorista asesinó a dos mujeres policía y a un estudiante ayer en la ciudad de Lieja, en el este de Bélgica, al grito de “Alá es grande”, en un ataque cuyo objetivo principal era la Policía. Los hechos se produjeron cerca de las 10 de la mañana en una importante avenida del centro de esta ciudad belga y el incidente terminó cuando efectivos policiales mataron al agresor, quien se había metido en una escuela de la zona y tomado como rehén a una docente.

“Violencia cobarde y ciega en Lieja. Todo nuestro apoyo a las víctimas y sus familias”, tuiteó el primer ministro belga, Charles Michel, en cuyo país los policías y militares fueron objeto desde 2016 de varios ataques.

El autor, que tenía antecedentes penales, fue identificado como Benjamin Herman, de 36 años, y estaba fichado por sus contactos con islamistas radicales y se habría radicalizado a lo largo de sus estancias en prisión. La fiscalía federal belga, encargada de los casos de terrorismo, asumió la investigación y comentó que “ya que existen elementos que van en la dirección de un atentado”, indicó su portavoz, Eric Van Der Sypt. “El individuo, armado con un arma blanca, agredió por detrás a dos agentes, a quienes impactó con varias cuchilladas y luego les quitó sus armas de servicio”, explicó el fiscal Philippe Dulieu. Tras haberles quitado las armas de fuego, el atacante les disparó y las mató a ambas, así como a un joven de 22 años que se encontraba sentado en el interior de un auto que estaba estacionado a metros del epicentro del crimen.

Luego, Herman entró en el centro educativo Léonie de Waha, donde tomó como rehén a la docente. Intentando escapar, el terrorista salió a los tiros del lugar y ahí fue que los policías que estaban fuera del edificio le dispararon y acabaron con su vida. “Su objetivo no era matar en la escuela, sino atacar a las policías, a la institución policial, el Estado de Bélgica”, indicó el jefe de la policía local, Christian Beaupere.

Las agentes asesinadas tenían 45 y 53 años. La más joven, cuyo fallecimiento deja huérfanas a gemelas de 13 años, entró en la policía en 1994, mientras que la segunda trabajaba en Lieja desde 2010 y tenía un hijo de 25 años. La tercera víctima, el joven de 22 años, estaba a punto de obtener su diploma de maestro. Una fuente cercana a la investigación indicó que Benjamin Herman se encontraba en plena “huida tras haber perpetrado otro asesinato” en la noche del lunes en On, en el sur de Bélgica (un hombre de 30 años).

Sin embargo, por el momento, la fiscalía rechazó vincular esa muerte con Herman, que hace unos días había salido de la prisión cercana de Marche-en-Famenne con un permiso para preparar su reinserción. El atacante de Lieja tiene varias condenas por robos, lesiones y tráfico de estupefacientes.

“Los niños escucharon un estruendo, un ‘boom’: era el arma. Los profesores dijeron que salieran rápido. A los más chicos los sacaron por las ventanas. Todos estaban llorando”.Julie Fernandez. Mamá de un nene del colegio donde se refugió el terrorista

4 es la cantidad de muertos que dejó este atentado

Este atentado volvió a sacudir a Bélgica, quien desde 2016 viene sufriendo agresiones vinculadas al terrorismo. En el incidente de ayer fallecieron dos agentes de la policía, una de 45 años (y dos hijas gemelas de 13 años) y otra de 53 (tenía un hijo de 25 años). Además, el atacante mató a un joven estudiante de 22 años que estaba cerca de recibirse de maestro. Luego de refugiarse en la escuela, y al intentar escapar del lugar a los tiros, la policía mató al terrorista, de 36 años, llamado Benjamin Herman.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído