Atrapan al Piñón Fijo belga por asesinar a su ex novia

La acuchilló frente a los tres hijos de la mujer, a quienes había atado.

Bélgica. Un payaso y su compañero de tareas, ambos estrellas del reality show de televisión Belgium’s Got Talent, fueron arrestados por el brutal crimen de una mujer, madre de tres varones, asesinada frente a sus hijos.

La detención del Piñón Fijo belga ocurrió horas después del asesinato, tras un enfrentamiento con la Policía en la terraza de un edificio y mientras transmitía todo por Facebook Live. Se trata de Kevin Lapeire, ganador de un premio al mejor payaso de Holanda, Bélgica y Luxemburgo, quien entretuvo a cientos de niños enfermos disfrazado de su alter ego, Doctor Aspirina. Paradójicamente, Lapeire, de 31 años, no podía llevarse bien con los tres hijos de su novia Caroline D., de 47 años, lo que provocó la ruptura de la pareja unos días atrás.

Según fuentes de la investigación, Lapeire acudió a su socio Dietwin Haegeman, de 38 años, para consumar su venganza contra los tres muchachos, a quienes responsabilizaba de haberse quedado sin novia. Según su perversa óptica, ahora ellos se quedarían sin madre. En las funciones del Doctor Aspirina, Haegeman es el payaso ayudante, personificando a Clown Tobi, que además de actuar, canta y baila.

La pareja de payasos irrumpió por la noche en la casa de la mujer y sus hijos en Oudenberg, cerca de la localidad costera belga de Ostend, sorprendiéndolos. Los hombres maniataron a los jóvenes de 12, 15 y 17 años, y los aterrorizaron durante toda la madrugada hasta que finalmente consumaron el crimen ante sus ojos: Lapeire acuchilló a su ex hasta asesinarla. “Ya no soy el payaso de la clínica, sino un criminal. Así seré famoso”, les dijo a los jóvenes. Y ya por la mañana, antes de llamar a la escuela y decir morbosamente que llegarían tarde a clase, les repitió entre risas: “Soy un monstruo, lo sé”.

Luego del asesinato, Lapeire y Haegeman se separaron y huyeron. El cuerpo de la víctima fue encontrado en el garage por los servicios de emergencia y los niños, atados y amordazados, en una habitación de la planta alta de la casa. Más tarde, la policía rodeó un edificio de 13 pisos en el municipio costero de Bredene, en cuya terraza el Doctor Aspirina estaba agitando un revólver y transmitiendo por Facebook Live.

Mientras las autoridades desplegaron francotiradores y procedieron a cerrar una escuela cercana, Lapeire comenzó a disparar. Parecía que disfrutaba de la atención: ponía la pistola en el suelo, agitaba los brazos simulando que se rendía pero enseguida volvía a tomar el arma y continuaba disparando. Finalmente, luego de varias horas, se rindió.

Lo curioso fue que su socio y cómplice, el Clown Tobi, comentó como si nada el video de Facebook Live y dijo que “no podía creer lo que estaba viendo”. Un rato después, la Policía fue a buscarlo a la casa y también se lo llevó preso.

“Ya no soy el payaso de la clínica, sino un criminal. Y así seré famoso. Soy un monstruo, lo sé”. Kevin Lapeire. Fue lo que les dijo el Doctor Aspirina a los adolescentes antes de matar a cuchillazos a su madre.

Tres hijos tenía la mujer, de 12, 15 y 17 años

El payaso consumó su venganza contra los chicos, a quienes responsabilizó de la separación de su novia, la madre de ellos. “Es demasiado horrible”, dijo el papá de los muchachos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído