Ayer y hoy: la misma imagen medio siglo después

La postal está tomada en el sentido sur-noroeste y refleja el enorme crecimiento que tuvo ese sector de la ciudad en los últimos 50 años. Muy pocas casas se mantienen iguales.

Cuesta imaginarse a Neuquén en la década del 60 o principios de los 70, cuando el centro de la ciudad prácticamente quedaba circunscripto a una treintena de cuadras. Sin embargo, hay varios puntos a tener en cuenta como referencia para identificar esta imagen.

Te puede interesar...

La foto fue tomada desde el sur hacia el noroeste, probablemente desde el edificio donde hoy funciona el Hotel Comahue, emblemática construcción inaugurada en 1972 que en aquel momento era la más alta que había en la capital.

Hacia el oeste, la ciudad prácticamente terminaba en la calle Vicente Chrestía y, hacia el norte, los límites se desdibujaban en lo que hoy sería la calle Antártida Argentina. Una enorme extensión de tierras dominaba el paisaje hasta el pie de las bardas.

Pero la imagen que ilustra esta nota tiene otros detalles muy característicos además de la Diagonal 9 de Julio (a la derecha) o la calle Belgrano (a la izquierda). Justo en la intersección de ambas arterias se puede apreciar la histórica vivienda que perteneció a Eduardo Elordi (gobernador de Neuquén entre 1906 y 1918), donde poco después funcionó la Jefatura de Policía, luego una popular carnicería y finalmente una pizzería. En la actualidad se proyecta un edificio en aquel espacio tan emblemático de la capital.

En el medio de la imagen y hacia arriba se ve el barrio de los suboficiales del Ejército (construido en la década del 50), rodeado de forestación, y a la derecha, una humilde Plaza Güemes que recién comenzaba a tener sus primeros colores verdes.

Embed

Hacia el extremo derecho de la imagen y hacia arriba se puede apreciar la continuación de la 9 de Julio, con un bulevar desértico y el resto del paisaje árido que se repetía en la Ruta 7, camino a Centenario.

En aquella época predominaban en este sector de la ciudad las casas bajas, con muchos terrenos todavía vacíos y sin ningún edificio a la vista.

La ciudad de Neuquén era todavía una ciudad pequeña que estaba por dar un gran salto en la cantidad de población, a partir de la actividad hidrocarburífera y de las grandes obras como la represa El Chocón, la llamada “obra del siglo” que atrajo a miles de personas y cuya primera etapa finalizó en 1972.

Para tener en cuenta el increíble crecimiento demográfico que tuvo la capital, en aquel entonces, basta con apreciar los índices de población que reflejaban los censos en tres décadas: 16.378 personas en 1960, 43.000 en 1970 y 90.000 en 1980.

Si hay algo característico en esta imagen es el predominante aspecto agreste que tenía la capital en aquellos años y cómo fue cambiando la fisonomía con árboles que crecieron al ritmo de los edificios altos y las construcciones.

LEÉ MÁS

Un auto quedó destruido tras caer cemento desde una obra en construcción

Dieron el primer paso para crear el IPVU de la ciudad

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído