Bancario se compró un tele con la tarjeta de una clienta

Simuló ayudarla en el cajero y copió los datos para luego estafarla.

Una mujer fue a sacar plata de un banco céntrico y en cuanto comenzó a tener problemas con la tarjeta de débito en el cajero, un empleado se le acercó, le explicó que estaba bloqueada, se la llevó y después se la devolvió. Dos semanas después, la víctima se enteró de que el empleado la había estafado con la compra online de un televisor y un celular. Se trata de un joven de 24 años, que actualmente está desempleado, a quien la Justicia acusó y le otorgó una probation por un año.

La semana pasada se realizó una audiencia en la que el juez Martín Marcovesky avaló un acuerdo entre la fiscalía y la defensa, y acusó al joven por defraudación mediante el uso de tarjeta de débito y el uso no autorizado de datos efectuado mediante una operación automática en grado de tentativa.

Además, el magistrado le dictó al acusado una suspensión de juicio a prueba por el término de un año, según lo acordaron las partes.

El hecho ocurrió el 2 de mayo de este año, cuando una mujer se acercó a un banco de calle Juan B. Justo para realizar una extracción de dinero del cajero automático, sin imaginar que la estafaría un empleado de la institución bancaria.

Es que cuando quiso concretar la operación con su tarjeta de débito, la víctima comenzó a tener dificultades. Ante este inconveniente, pidió ayuda al acusado, quien colaboró colocando la tarjeta y le manifestó que se encontraba bloqueada.

Luego, frente a dicha situación, el joven empleado se retiró con la tarjeta al interior del banco sin que la víctima pudiera ver lo que ocurría y a su regreso le manifestó que debía realizar la extracción de dinero por caja.

La mujer pudo concretar la operación y se retiró sin problemas del banco. Sin embargo, dos semanas después volvió para sacar plata a través de la caja y se le ocurrió pedir el resumen de cuenta.

Allí se encontró con la no grata sorpresa de una compra efectuada dos días antes en forma online a un comercio de electrodomésticos y electrónica por un monto de 16 mil pesos por la adquisición de un televisor y un celular.

Indignada, no sólo porque ella no había realizado la compra, sino porque se encontraba a nombre del empleado del banco, con la dirección de su casa como lugar de entrega.

Finalmente, a partir de la denuncia, la maniobra fue frustrada y el acusado no alcanzó a recibir lo que había comprado.

$16 mil es el monto de dinero al que arribó la compra

La fiscalía describió durante la audiencia que la defraudación fue por dicho monto, a raíz de la compra online de un televisor y un celular, que figuraban a nombre del acusado.

Deberá realizar horas comunitarias

El juez Martín Marcovesky le dictó al joven acusado una suspensión de juicio a prueba por el término de un año, plazo durante el cual el ex empleado bancario deberá realizar 96 horas de trabajo comunitario en una institución de bien público y presentarse cada dos meses ante la Justicia.

Así fue el acuerdo presentado por las partes, ya que como señaló la fiscal Elisa Carossio, la escala penal y la ausencia de antecedentes penales del joven lo permiten.

Respecto de la reparación económica, la fiscalía explicó que no se iba a solicitar, ya que no hubo perjuicio económico.

LEÉ MÁS

Le clonaron la tarjeta en el Macro y le gastaron $6000

Le vaciaron la cuenta con datos de su tarjeta

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído