Bandurria luego del derrame

Autorización. Luego de que la empresa recibiera una severa sanción por el incidente, ahora podrá perforar en una locación aledaña tras obtener el permiso de la Subsecretaría de Ambiente de la provincia.

POR CAMILO CIRUZZI / Especial

La medianoche del jueves 18 de octubre de 2018 ocurrió el derrame de hidrocarburos más importante de la historia de Neuquén, el primero desde el desarrollo masivo de Vaca Muerta. Esa noche tuvo lugar el blow out en el pad 8 del yacimiento Bandurria Sur a casi 12 kilómetros de Añelo. Pocos días después la provincia suspendió la licencia ambiental para los pads 8 y 9 de la empresa YPF, con lo cual la perforación en curso y las proyectadas para esas locaciones (cuatro pozos por pad) quedó suspendida.

De forma casi paralela al inicio de la remediación del desastre ambiental, YPF inició un trámite administrativo ante la Subsecretaría de Ambiente de la provincia, a cargo de Juan de Dios Lucchelli, para lograr que el pad 9 sea rehabilitado para continuar con el plan de desarrollo del área Bandurria Sur (el piloto prevé 26 pozos). El trámite buscó desligar la licencia ambiental obtenida al inicio de la operación del pad 8, que sufrió el incidente, del proyecto del pad 9 que ni siquiera se había iniciado, ubicado a más de 6 kilómetros del derrame.

Finalmente la provincia autorizó el “desenganche” de los pads con lo cual YPF está habilitada a operar en el pad 9 cuando lo crea conveniente, algo que podría ocurrir en los próximos meses.

MAS-E-pieza-P11.jpg

Mientras tanto, desde el incidente hasta el momento, el resto de los pocos pozos ya perforados (exploratorios y antiguos) en Bandurria Sur, que aún está en fase piloto, continuaron produciendo y además se hicieron las tareas de mantenimiento requeridas. La actividad en el área jamás fue suspendida a excepción de los trabajos de perforación en los dos pads que estaban bajo el paraguas de la licencia ambiental provincial.

El 21 de diciembre pasado se publicó en el boletín oficial el expediente N° 8920-001851/18 que habilita la licencia ambiental del Proyecto de perforación de 4 pozos (YPF.Nq.LCav-106, 107, 108 y 109) en la locación La Caverna 28. “Se prevé la construcción de locación y del Concentrador 02, 2 caminos de acceso, tendido de líneas de conducción y de una línea eléctrica de 13,2 kV. Se incluye un Plan de Gestión Ambiental para dar viabilidad al mismo”.

Remediación

Mientras tanto, 10 días después del evento, tras el freno de la surgencia de hidrocarburos y lodos de perforación, YPF comenzó con las tareas de remediación del área.

La compañía se dedicó en primer término a la limpieza de la vegetación y tierra afectadas por el spry de la fuga y tras la remoción de tierra y poda de la vegetación esa tarea se dio por concluida.

También se removió la tierra y los líquidos acumulados en los piletones que contuvieron el grueso de la fuga y actualmente se está trabajando en la limpieza de las denominadas correntías, que son los lugares por los que escurrió el grueso de los líquidos. Esta fase de los trabajos estarían avanzadas hasta en un 75%. Se trata de la parte más complicada porque implica remover la tierra afectada de manera casi artesanal y con herramientas de mano (pico y pala) para minimizar el impacto en el ecosistema. Si bien el impacto del derrame sería remediado todo este año, YPF no retomaría los trabajos en el área al menos en el mediano plazo.

Se trata de una cuestión de corte político que priorizaría avanzar sobre otros pads del área y no en la locación afectada. Bandurria forma parte de los proyectos importantes que buscan entrar en fase de desarrollo, según lo informado por YPF ante inversores.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario