Bayer y el baile con las Madres

Qué heroínas. Pusieron el rostro, lucharon hora tras hora”, dijo Osvaldo Bayer aquella noche del 30 de abril de 2012 para referirse al compromiso y la búsqueda de justicia de las Madres de Plaza de Mayo de Neuquén y Alto Valle. Esa noche, en el salón de la escuela de la calle Salta al 400, el autor de La Patagonia rebelde celebró junto a cientos de neuquinos los 35 años de vida de la organización.

“Las Madres son el triunfo de la ética”, les dijo el periodista y escritor mirándolas a los ojos a Lolín Rigoni e Inés Ragni, extendiendo el recuerdo también de Beba Mujica, otra de las Madres de la filial, fallecida en marzo de 2003. Confesó que cuando supo desde su exilio en Alemania que las madres de los desaparecidos habían salido a la Plaza de Mayo, sintió que ya podía pensar en su regreso a la Argentina. Durante esa noche, Bayer contó también que en octubre de 1974 había conocido a Enrique y Ricardo Sapag, los hijos del ex gobernador Felipe Sapag, que militaban en Montoneros y fueron asesinados por el Ejército. De esa charla le quedaron grabadas esas palabras que hablaban de revolución, de cómo eliminar la pobreza, de la lucha por un país mejor, más igualitario.

Te puede interesar...

“Las Madres son el triunfo de la ética”, dijo Bayer aquella noche de abril de 2012 en la Escuela 201 de Neuquén.

Y la figura del obispo Jaime de Nevares no podía estar ausente durante esa celebración. En los años 80, don Jaime recibía en su despacho a Bayer para conversar sobre la realidad del país.

Esa noche, bajo el ritmo de una batucada, Bayer, con sus 85 años, bailó con Inés Ragni y Lolin Rigoni. Allí estaba, ese escritor y periodista que enarboló su ética y compromiso con las luchas populares junto a esas dos inmensas mujeres.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído