Borracha, dijo que la abusaron, pero después lo negó

Neuquén.- Una noche de excesos terminó mal para una chica de 17 años. Había ido a bailar a El Mega, salió borracha y, llorando, le dijo a sus amigas que había sido abusada sexualmente. Desde el boliche llamaron al SIEN y fue trasladada al hospital Castro Rendón, donde luego de varias horas fue dada de alta y entregada a una tía.

El abuso sexual figura dentro de los delitos de instancia privada y, como la joven se negó a hacer la denuncia, no hubo avances en la investigación de la fiscalía de Delitos Sexuales, Violencia Doméstica y de Género, a cargo de Soledad Rangone.

Las propias compañeras de salida de la chica confirmaron la versión que dio la muchacha cerca de las 6 de la mañana, cuando la encontraron llorando en la vereda del boliche de la calle Perticone.
Contaron que la perdieron de vista dentro del local y que, cuando comenzaron a buscarla para irse, no la encontraban.

Según relató una de las amigas, la encontraron en la vereda borracha y llorando. Fue entonces cuando les aseguró que un hombre había abusado de ella.

Desde el boliche llamaron al SIEN y a la Policía. Por el estado en el que se encontraba "no era clara en lo que contaba", confió un investigador a LM Neuquén.

La ambulancia la llevó hasta el hospital Castro Rendón, donde quedó internada en observación y con custodia policial.

La fiscal Rangone relató que "fue trasladada al hospital por pedido propio, ya que manifestó no sentirse bien". A su vez, aclaró que "no hay una denuncia al respecto".

Rangone aseguró que, una vez que la menor despertó, negó haber sido víctima de un ataque sexual y que no quiso hacer denuncia. Luego de los estudios correspondientes, fue dada de alta.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído