Buscan apoyo para la producción de verduras en agua

El cultivo hidropónico ya se hace en Neuquén.

Neuquén es cada vez más dependiente de las huertas de otras provincias para abastecerse de verduras y los precios no suelen ser los mejores para la economía doméstica según la estación del año. La producción hidropónica, es decir, el cultivo de hortalizas en el agua sin utilización del suelo, está mostrando el camino que se podría seguir para estimular el consumo de vegetales orgánicos de alta calidad y a precios significativamente más bajos.

Actualmente en Neuquén existe un solo emprendimiento de este tipo. Lo lleva adelante un ingeniero con dos establecimientos, uno en Plottier y otro en adyacencias del Mercado Concentrador. Los resultados que está consiguiendo permiten vislumbrar un modelo exitoso y viable que fácilmente se podría replicar.

Entre otras cosas, la hidroponía permite producir hortalizas los 12 meses del año sin tener en cuenta la estacionalidad de las verduras, no agota los suelos, no demanda grandes superficies de terreno, requiere apenas una inversión inicial que se puede amortizar relativamente rápido y, lo más importante, tiene un mercado intacto que asegura rentabilidad a productores de otras provincias.

Claro que para estimular la producción hidropónica hacen falta algunas medidas para estimular su desarrollo y expansión. El insumo más preciado es el gas, y Neuquén lo tiene disponible en cantidad y precio que permitiría conseguir resultados.

Desde la Legislatura le pusieron el ojo al único emprendimiento existente y convocaron para este martes a su propietario, Ignacio Iranzi, a la comisión de Producción para que cuente detalles de su iniciativa.

El empresario le dijo a este diario que actualmente abastece el mercado local e incluso le permite llegar a mercados distantes como Tierra del Fuego, Santa Cruz, y más cerca en Bariloche y Bahía Blanca.

--> El gas, llave del negocio seguro

Uno de los requerimientos más urgentes que precisa la producción hidropónica es el gas para calefaccionar los ambientes cerrados en los que se cultivan las verduras. Durante esta semana los cultivos del único emprendimiento que existe en Neuquén sintieron los rigores del fío y se helaron los conductos que transportan el agua.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído