Buscan enjuiciar a agresor de inspectora de tránsito

Estaba borracho, huyó del control y casi atropella a la agente.

Francisco Carnese

carnesef@lmneuquen.com.ar

La Municipalidad de Neuquén impulsa el primer juicio contra un conductor que manejaba borracho e intentó atropellar a una inspectora en un control de alcoholemia. El caso llegó a manos del fiscal Pablo Vignaroli, quien consideró que no había delito sino una contravención, razón por la cual el Municipio se constituyó como querellante y llevará el caso al Tribunal de Impugnación, a través de una presentación que se realizará esta semana.

El hecho ocurrió la madrugada del 10 de junio de este año. La policía detuvo al conductor de un Honda Civic en Borlenghi y Primeros Pobladores y solicitó apoyo de los agentes municipales para realizar el test de alcoholemia. Hasta allí fue una de las inspectoras que se encontraba participando de otro operativo en San Luis y La Pampa. Al hacerle el test al conductor, arrojó que tenía 1,47 gramos de alcohol en sangre, por lo que se le informó que no podría seguir manejando y que el auto iba a quedar retenido. Luego, el conductor subió al vehículo, lo puso en marcha y embistió contra la inspectora de 35 años, quien en un acto reflejo se tiró a un costado y evitó ser atropellada. La policía inició la persecución y detuvo al hombre en Borlenghi y Santa Teresa.

Te puede interesar...

A raíz de esta situación, el Municipio inició una causa penal por resistencia a la autoridad y desobediencia a un funcionario público en intento de atropello.

controles narcotest neuquen1.jpg

“El delito de resistencia a la autoridad está tipificado en el Código Penal, por eso vamos a presentar el recurso ante el Tribunal de Impugnación para ser querellantes”, dijo Javier Pino, apoderado legal de la Municipalidad

Como el fiscal Vignaroli consideró que no había delito, el Municipio rechazó este planteo y a través de su apoderado legal, Javier Pino, presentará un recurso de impugnación que le permita seguir adelante con la causa como querellante, sin la actuación de la fiscalía, tal como ocurrió con la toma de la municipalidad durante el conflicto por las 33 ex trabajadoras contratadas que habían amenazado con prenderse fuego dentro del edificio.

“La decisión del fiscal Vignaroli es inadmisible. Acá hubo un conductor en estado de ebriedad, con 1,47 de alcohol en sangre, al que se le notificó que no podía seguir conduciendo y que, sin embargo, se subió a su auto, lo puso en marcha y embistió contra una inspectora para poder darse a la fuga, y que por suerte fue atrapado por la policía. ¿Qué tendría que haber pasado para que la fiscalía considere que hay delito?”, se preguntó Pino. “Queremos que el Ministerio Público Fiscal no mire para otro lado. Por eso nos sorprende que para los fiscales esto no sea un delito”, señaló, y recordó el caso de Edgardo Oñate, que falleció después de ser atropellado en La Pampa y Ruta 22 por un trabajador petrolero alcoholizado.

227 casos de agresión a inspectores de tránsito se dieron en 2017.

Muchas de las víctimas son agentes mujeres, que sufren agresiones verbales y en reiteradas oportunidades no pueden impedir la fuga del infractor.

LEÉ MÁS

Inspectores se salvaron de milagro de conductor prófugo

Inspectores la pasan mal en controles a borrachos

Evitó el alcotest, quiso pisar a los inspectores y se dio a la fuga

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído