Calentamiento global: los océanos serían feroces

La ONU avisa que golpearían a las grandes ciudades.

Los mismos océanos que contribuyeron a la evolución del ser humano acabarán aportando miseria a escala global si no se reduce la contaminación de CO² que está dañando el entorno marino, según indica el borrador de un informe de la ONU difundido ayer.

Los cambios destructivos que están en curso pueden hacer declinar fuertemente las reservas de peces, multiplicar por mil los daños causados por los ciclones (también conocidos como supertormentas) y dejar sin techo a cientos de millones de personas por la subida del nivel del mar, según el “informe especial” sobre océanos y zonas heladas del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC).

Te puede interesar...

Los glaciares que se derriten darán primero demasiada agua y después muy poca, según el informe. Además, la superficie del permafrost del hemisferio norte podría derretirse entre el 30% y el 99% y registrar una explosión de emisiones de CO² y metano, acelerando todavía más el calentamiento global.

Los gobiernos estudiarán el informe en Mónaco, mientras los líderes mundiales asistirán a una cumbre climática el 23 de septiembre en Nueva York, convocada por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para obtener mayores compromisos nacionales en la lucha contra el calentamiento.

Calentamiento-global-los-océanos-serían-feroces-2.jpg

Pero según varios expertos, las ofertas de los países con las mayores emisiones de CO² del mundo (China, Estados Unidos, India y los de la UE) podrían no estar a la altura de la urgencia climática. Todos –representan casi el 60% de las emisiones globales procedentes de energías fósiles– se exponen a sufrir impactos devastadores relacionados con los océanos y los glaciares, pero ninguno parece preparado para anunciar metas ambiciosas.

El presidente estadounidense, Donald Trump, quiere sacar a su país del Acuerdo de París y destrozó las políticas climáticas de su antecesor, Barack Obama. India desarrolla con rapidez la energía solar, a la vez que continúa construyendo centrales de carbón. La Unión Europea ambiciona una meta de cero emisiones netas, pero varios Estados miembro se muestran reticentes. Y China –que emite casi tanto CO² como Estados Unidos, la UE e India juntos– también está enviando señales contradictorias.

Sin embargo, todas estas naciones hacen frente a muchas de las amenazas subrayadas en el informe del IPCC, que pueden llevar a cambios “irreversibles”. Por ejemplo, Shanghái, Ningbo, Taizhou y otra media docena de grandes ciudades costeras chinas son muy vulnerables a la subida del nivel del mar, que se prevé alcance un metro comparado con fines del siglo XX si no se reducen las emisiones. Los esfuerzos millonarios en Estados Unidos para proteger Nueva York, Miami y otras ciudades expuestas podrían volverse ineficaces, según expertos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído