Camila, la estrella de las redes sociales

Desde Cipolletti conquistó Instagram con sus videos. Tiene 140 mil seguidores.

Camila Bueloni tiene 9 años y ya se convirtió en toda una estrella de las redes sociales por sus videos en Instagram. Su perfil superó los 140 mil seguidores y cada filmación que sube tiene miles de "me gusta" y cientos de comentarios. La repercusión de sus bromas trasciende a la ciudad y genera asombro entre los usuarios de internet.

La pequeña, fanática de Boca Juniors, juega al jockey en el club Marabunta y cursa cuarto grado en la Escuela 313 del barrio El Manzanar. El humor original y sano que provoca la risa de todos la llevó a destacarse en la pantalla de ESPN. Eso la convirtió en una estrella y hasta a tener de seguidores a ex jugadores del club de sus amores, como Jonathan Calleri.

En diálogo con LM Cipolletti, Camila comentó que la cuenta en Instagram la abrió en el verano junto a sus dos hermanas, y en solos dos meses lograron sobrepasar los 100 mil seguidores. "Apenas abrimos la cuenta comenzamos a sumar los seguidores. La red social pensó que éramos una máquina porque sumábamos muchos seguidores en poco tiempo y me la deshabilitó. Me hice otra cuenta, y me pasó lo mismo, hasta que tuve que corroborar que era una persona", explicó.

Comentó que la idea surgió porque su hermana Julieta la grababa para otra red social (Snapchat) en situaciones divertidas y causaban repercusión entre los amigos de sus hermanas. "Un día se me ocurrió empezar a grabarme yo haciendo videos y subirlos a instagram. El primero que hice tenía juegos tirados en el suelo y mi papá se enojó por el desorden, y yo le hice burla. Esa cuenta me la borraron", explicó.

La repercusión comenzó a masificarse cuando en uno de sus videos le respondió a Grego Rossello, un famoso youtuber y comediante, y desde allí comenzaron a llover los fans. "Las cosas que muestro en mis videos son cosas que me pasan de verdad. Generalmente las grabo, y a veces me equivoco, y las vuelvo a grabar", relató. Las escenas son situaciones que generalmente ocurren en su entorno familiar, y participan los padres y los hermanos, a veces de forma imprevista porque no saben que los están filmando.

"Cuando llegué a los mil seguidores me puse re feliz, y seguí subiendo, hasta ahora que tengo 140 mil", detalló. Por la repercusión que generó en las redes Camila decidió participar en una campaña publicitaria de las galletitas Toddy, en la que los participantes debían enviar un video y recibir la votación del público. Sin saber que no podían concursar menores de edad, y ante la gran cantidad de votos que recibió, la empresa no la admitió en el concurso y le envió una caja de regalo con 500 paquetes de galletas. Un premio consuelo para la reina de las redes.

Selfies en la calle y las hermanas como guardaespaldas

Los 140.000 fans de Camila en instagram superan largamente la cantidad de habitantes de la ciudad. La gran mayoría no vive en Cipolletti, pero los que sí ya la identifican en la calle y ahora la pequeña estrella confiesa que debe convivir entre fotos y halagos cada vez que circula por los lugares públicos. Su cara se hizo conocida y hay quienes no dudan en pedirle una selfie cuando la reconocen en la calle.
Tan extraño les resulta la situación a ella y sus padres que las hermanas mayores, Barbie (20 años) y Julieta (16), son las encargadas de administrar la cuenta de Instagram y entre todos filtran los comentarios agresivos y evitan que la niña tenga contacto con desconocidos.
Así, tratan de que la fama repentina de la niña no genere situaciones incómodas ni malos tragos, a medida que se hace cada vez más conocida.

En números

¿Quién es?
Camila Bueloni tiene 9 años y 140 mil seguidores en Instagram. Genera miles de reproducciones con cada video y se instaló como una de las humoristas más pequeñas y más conocidas de la red.

Exitosa
El video con más reproducciones superó las 340 mil visitas y el promedio de reproducciones supera las 150 mil. El último fue visto 89.000 veces en dos días.

Los padres, entre el temor y la sorpresa por los seguidores

Qué hacen los chicos en internet es un interrogante que crece entre los padres. Mucho más, seguramente, cuando niños o adolescentes tienen perfiles en las redes sociales e interactúan con personas a las que nadie conoce.

Gabriela y Germán, ambos ingenieros químicos, son los padres de la pequeña Camila y tuvieron muchos motivos para estar alerta cuando supieron de la inmediata repercusión del sitio de la pequeña humorista de la familia.

En un principio desconocían el funcionamiento de la red social que viralizó los videos de su hija, y tuvieron que experimentar para poder controlar los contenidos y los comentarios. "Primero teníamos miedo de las cosas que pueda subir, pero ahora sólo controlamos", explicaron.
Por la edad de Camila, solo 9 años, los padres no la dejan tener teléfono celular propio y se maneja con los aparatos de las hermanas.

"Primero nos dio miedo, y ahora nos sorprende lo que se generó. Entendemos que es mucha la gente que la sigue, y hasta recibimos propuestas de trabajo que desestimamos porque ella es muy chica", relataron.

Según explicaron, por ahora sólo se divierte subiendo videos, y no busca la meta lucrativa en todo esto.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído