Cammesa les da una severa señal a los deudores

Desde la semana que viene recortará los envíos de energía a Edersa. CALF también está en la mira.

Desde el lunes próximo, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) le aplicará a Edersa una quita del 10% en la distribución de electricidad. Es la decisión que tomó por la gran deuda que mantiene la empresa rionegrina.

De acuerdo con la información que dio a conocer la compañia nacional, esta medida no afectará a los servicios esenciales.

Con todo, todavía no está claro si la medida fue una advertencia o si tendrá un impacto real que los usuarios de diferentes segmentos van a comenzar a notar en el servicio en las próximas horas.

Lo concreto es que podría implicar también un problema para otras entidades morosas, de propiciarse un contexto en el que esta sea la modalidad hacia adelante para conseguir liberar los pagos.

En Neuquén, se sabe que entre los deudores se encuentra la principal cooperativa de la provincia, CALF, encargada de dar el suministro eléctrico en la capital y precursora a la hora de no aceptar convalidar en sus facturas los incrementos tarifarios que rigen para todo el país.

De hecho, se había posicionado al frente de un planteo que luego fue tomado como referencia por otras entidades similares del país, nucleadas en la Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad (FACE).

De acuerdo con los datos oficiales, la deuda de CALF, que aún debe discutir el nuevo servicio de concesión con el Municipio conducido por Horacio Quiroga, llega a unos 140,7 millones de pesos.

En el caso de Edersa, tiene pagos atrasados por 2800 millones de pesos. La empresa no recibió convalidaciones a aumentos tarifarios para los que debía recibir el permiso del gobierno de Río Negro.

Esto, en los hechos, es lo que hizo que percibiera menos recursos por la cantidad de energía que compra a un precio mayor.

De hecho, Cammesa le propuso al gobierno de Río Negro arbitrar en el conflicto por la tarifa de Edersa.

Una de las opciones que propuso el organismo nacional es ofrecer un equipo de técnicos propio o de terceros por ella supervisado, para determinar cuál es la tarifa de Edersa que corresponde conforme el contrato de concesión y, así, terminar con las discusiones entre poder concedente y distribuidora.

De este modo, podría encontrar una vía, tras resolver este punto, para comenzar a cobrar la cuantiosa deuda.

El contexto nacional tampoco es muy diferente: Cammesa sobrelleva el impacto de una deuda por el mismo concepto en torno a los 35 mil millones de pesos, de entidades que suministral el servicio en todas las provincias del país.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario