Campaña solidaria: ayudemos a Corazones contentos

LM Neuquén y LU5 invitan a quienes quieran acercar un alimento en Fotheringham 445, donde funciona el diario y la radio.

Línea Abierta recibió hoy la visita de Patricia González, quien está al frente del merendero Corazones Contentos. Debido a las necesidades del barrio, se trata de una iniciativa personal de Patricia que contiene a chicos de 1 a 16 años.

"Tenemos muchas necesidades. La casa no está en condiciones. Hay que pintarla, ponerle la mesada. Es mi vivienda pero que la usamos para trabajar con los chicos. Los alimentos los tenemos a través de donaciones y, en algunas ocasiones, tuvimos que utilizar nuestro dinero para poder comprarlos", explicó.

Aproximadamente, el merendero recibe 80 chicos por día. Explicó que necesitan mate cocido, té, leche, chocolate, galletitas, harina y otros elementos para poder funcionar. "Lo que sea, nosotros nos arreglamos. Todo nos sirve porque le vamos a buscar la vuelta para darle el uso", agregó.

En este contexto, LU5 y LM Neuquén decidieron comenzar una campaña solidaria para ayudar al merendero. Así, quienes quieran acercar un alimento pueden dejarlo en Fotheringham 445, donde funciona el diario y la radio. Tanto LU5 como LM Neuquén se encargarán luego de acercarle las donaciones a Patricia. "Nuestros oyentes realmente colaboran con todo, seguramente vamos a conseguir muchos alimentos", aseguró Pancho Casado.

"Corazones Contentos", el nombre del merendero es un símbolo porque indica el objetivo con el que esta mujer quiere que estos chicos de 1 a 16 años se vayan de su casa luego de pasar unas horas de contención y recreación.

Los chicos no saben de horarios. Ya a las tres de la tarde empiezan a llegar, Patricia -quien durante la mañana atiende a ancianos- les deja el portón abierto y ya se quedan jugando con lo que tienen a mano: una bicicleta, un monopatín, un metegol o una pelota desinflada. Mientras tanto Patricia, su hijo Lautaro de 16 y las voluntarias preparan las mesadas y los bancos e instalan el pelotero que en un rato más se llenará de risas, gritos y algún que otro llanto por algún golpe ocasional.

Además de la taza de leche y los juegos, Corazones Contentos ofrece clases de apoyo escolar, taller de cerámica y biblioteca, entre otras actividades en las que colaboran estudiantes universitarios.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído