Canal V quedó chico y con una petrolera en el medio

La difícil convivencia entre vecinos y empleados de la empresa.

La falta de planificación urbana y el acelerado crecimiento de la ciudad de la mano del desarrollo de los hidrocarburos terminaron por generar una cercana convivencia entre las casas de familia y algunas grandes empresas petroleras, lo que suele provocar ciertas tensiones. Aunque Halliburton ha hecho concesiones para mejorar la relación, los vecinos de Canal V aún se quejan por los inconvenientes.

Alicia es docente jubilada y vive desde la década del 70 en la misma casa sobre calle Tinogasta, a unos escasos metros del predio de la empresa de servicios petroleros. Con el crecimiento de la actividad, la mujer es testigo del trajín de empleados y camiones que llegan a toda hora al establecimiento.

Te puede interesar...

“Este auto lleva unos 20 días estacionado”, dijo sobre un coche oscuro que está en su vereda. La capa de tierra sobre el parabrisas parece dar fe de que el vehículo pasó algunos días a la intemperie, y Alicia ya ha tenido varias discusiones con los empleados que dejan allí sus autos para hacer su diagrama en Añelo. “A veces te estacionan en el garage y no podés salir de tu casa”, declaró.

Hace unos dos meses, un grupo de vecinos de Canal V inició un proceso de mediación con la compañía a través de la Defensoría del Pueblo. Sin embargo, los habitantes del barrio se quejan por la lentitud con la que avanza ese proceso.

Alicia aseguró que la empresa sí cumplió con el retiro de los carretones que dejaban estacionados sobre calle Tinogasta.

Aunque los vecinos esperaban que eso implicara el fin del paso de tránsito pesado por el barrio, aún se nota un importante movimiento de camiones que ingresan y salen del lugar.

“Nos preocupa no solo el estacionamiento, sino el tratamiento de las cloacas y saber si están usando químicos”, dijo Alicia Lozano, vecina del barrio Canal V

Si bien los vecinos conviven hace años con la compañía, el crecimiento demográfico hizo que cada vez más familias se asentaran alrededor del predio, que también tuvo que incrementar sus instalaciones y el número de trabajadores, que se cuentan por miles.

Graciela, otra vecina de la misma calle, ha recibido insultos por parte de los petroleros que estacionan sobre su garage o sobre el bulevar que ella creó con otros vecinos hace 25 años, cuando plantó los árboles y sembró el pasto.

“Al otro día tengo que sacar la basura que tiran en la calle”, se quejó.

“Empezaron la obra de la vereda y no tenemos lugar para estacionar; tenemos que abrir y cerrar el portón cada vez que salimos”, dijo Pablo Ramírez, vecino, muy enojado

Algunos vecinos del sector toleran los inconvenientes de la empresa porque sus propios hijos trabajan en Halliburton. Otros, en cambio, se toman las molestias más a pecho y hasta ensucian los autos que abandonan los petroleros, lo que agrava aún más los problemas de convivencia.

Aunque la firma cuenta con un estacionamiento privado, el lugar tiene sitio solo para 20 vehículos, por lo que la mayoría deben usar el espacio de los frentistas. Otros, en cambio, estacionan sobre el terreno de las vías de ferrocarril, lo que genera problemas de seguridad por la cercanía entre los vagones que pasan y los coches.

3000 personas ingresan y egresan de las instalaciones de la empresa de servicios.

Así lo reconoció Halliburton durante la mediación en la Defensoría del Pueblo. Entre ellos se cuentan empleados y proveedores de distintos servicios.

Hartos: Los ruidos molestos tienen con los nervios de punta a la gente que vive en el barrio.

La Defensoría del Pueblo ya tomó cartas en el asunto

Aunque los vecinos y la compañía Halliburton conviven hace años en el barrio Canal V, la relación está más tensa ahora por el crecimiento que tuvo la empresa y que motiva una mayor presencia de camiones y empleados que dejan sus vehículos estacionados. El defensor del Pueblo, Ricardo Riva, explicó que hace dos meses se comenzó un proceso de mediación para mejorar la relación entre ambos sectores.

En declaraciones radiales, aseguró que tanto los vecinos como la empresa han participado del proceso y mejoraron en cierta medida su vínculo, con algunos compromisos que realizó Halliburton.

Calidad de vida

“De a poco sienten que se recompone la calidad de vida”, dijo Riva, pero aclaró que aún hay inconvenientes entre las partes.

“Esto tiene que ver con la falta de planificación de la gestión municipal, que actúa de esta manera y que termina dañando la calidad de vida de los vecinos”, se quejó Riva en relación con el crecimiento desordenado que permitió el emplazamiento de grandes empresas en sectores residenciales.

Según detalló, la empresa se comprometió a trasladar parte de sus operaciones a algún terreno en la meseta o en Añelo, por lo que en la ciudad quedarían solo las oficinas administrativas.

Mudanza

“El traslado mejora la cantidad de vehículos, pero sigue habiendo empleados que dejan los autos estacionados 15 días”, remarcó.

Sin embargo, la firma lleva años afincada en ese barrio y ya ha realizado numerosas ampliaciones y obras que están en proceso hoy en día, como el desarrollo de las veredas y la forestación urbana.

LEÉ MÁS

Halliburton tiene que defenderse de una queja vecinal

Tras el reclamo de vecinos, petrolera trasladará parte de la base de Canal V a La Meseta y a Añelo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído