Carlos Zannini: "Ahora Vaca Muerta tiene muchos padres, me dijo Sapag"

El dirigente kirchnerista le dio una entrevista a LM Neuquén en su paso por la provincia en plena campaña nacional. Contó que se saludó con el ex mandatario neuquino en el hotel. Analizó los efectos del pasado y lo que viene en la política nacional.

Por Javier Polvani - polvanij@lmneuquen.com.ar

En 12 años revisó 29.758 decretos, 317 de necesidad y urgencia, antes de su publicación, comió con su familia sólo algunos fines de semana y estuvo a disposición del líder del Ejecutivo siempre que fue necesario. Carlos Zannini remarca algunos datos de "la década ganada", pero rápidamente le pasa el trapo a la nostalgia para despejarle la mesa a lo que viene. Fue secretario Legal y Técnico de la Presidencia de la Nación con Néstor Kirchner y Cristina Fernández entre 2003 y 2015. Fue el compañero de fórmula de Daniel Scioli en la derrota frente a Mauricio Macri. Volvió a Santa Cruz para colaborar con la gobernadora Alicia Kirchner. Lo detuvieron unos días por la causa del memorándum con Irán. Lo liberaron. Con la mochila cargada de experiencia, decidió jugar a favor de la fórmula de Alberto Fernández junto a Cristina. En ese rol llegó a Neuquén. Estuvo en dos encuentro con militantes de Plottier y Centenario. Y en algunas reuniones con dirigentes. En el periplo, visitó la redacción de LM Neuquén para esta entrevista.

-¿Tiene agenda con dirigentes neuquinos de otros partidos?

Con algunos que integran el Frente de todos.

-¿Y por fuera de ese armado?

Lo acabo de saludar en el hotel a Jorge Sapag (ex gobernador). Ya empecé por ahí. Me dijo una cosa muy interesante, él venía del Precoloquio de IDEA y él sabe cómo trabajamos el tema de Vaca Muerta y la Ley de Hidrocarburos,: 'Ahora tiene muchos padres Vaca Muerta'. Yo digo que son padres putativos. Sino se hubiese recuperado YPF este proceso nos tendría como espectadores mudos, ciegos y sordos. YPF es el centro del desarrollo. Las inversiones que nosotros buscamos son las que han provocado un crecimiento para que en 2023, me decía Jorge, Neuquén tenga el doble de barriles de petróleo. Siempre pensamos que iba a ser uno de los motores del desarrollo de la Argentina, lo lamentable que el mismo no haya sido acompañado por el resto de la industria.

Te puede interesar...

-¿Está bien lo que hizo desde 2015 en Vaca Muerta?

Yo creo que el Estado debiera tener un rol más relevante en la custodia ambiental. Una diferencia entre el rol que tenía con nosotros y el de hoy de Vaca Muerta es que era parte de un plan para el autoabastecimiento energético, cosa que hoy no existe.

-¿Qué visión tiene del escenario electoral?

Se terminó la hora de las especulaciones. Ya están armadas las principales fórmulas y comienza la etapa de la decisión popular, que es la más respetada por todos nosotros por nuestro espíritu democrático. Salimos a buscar con toda confianza el voto de la gente. Salimos a explicar las posturas que tenemos. La táctica es tratar de aprovechar a todo aquel que tiene algo para reclamarle al gobierno nacional, que ha fracasado prácticamente en todos los terrenos en los que ha intervenido.

-¿Ya saben cuáles van a ser los ejes de la campaña?

Nosotros tenemos la tranquilidad de ofrecer nuestras ideas. Hay dos modelos de país que están en pugna. Uno es excluyente y el otro es incluyente. Uno apuesta al mercado interno y el otro quiere secar el mercado interno sin lograr ningún éxito.

-¿En la calle todavía les pasan factura por lo que hicieron los 12 años o son más las quejas contra el gobierno actual?

Yo creo que hubo un fuerte trabajo del gobierno nacional para que se le eche la culpa de todo lo que pasaba a Cristina. El tiempo ha transcurrido y hoy puedo decir que ninguna de las cosas que estamos sufriendo se debe al gobierno anterior sino que se deben a políticas concretas que ha implementado el oficialismo. Ellos tuvieron dos estrategias: esmerilar la imagen de Cristina y echarle la culpa de todo a su gobierno. La gestión fue tan mala que tuvieron que dejar de hablar de que son de Champions League, ya no se sabe adónde están esos campeones. Estamos sufriendo el resultado de las políticas de exclusión y ajuste. Lo extraño es que piensen que la gente puede votarlos masivamente en función de lo que han hecho.

- Y puede votarlos

-Lo único que les ha quedado es la táctica de dividir al peronismo. Siempre pensaron que el peronismo no iba a tener liderazgo, que no podía unirse, resulta que -a mi modo de ver, con mucho respeto- Cristina ha sabido ser creativa y ha tenido una generosidad, que no entraba en ninguno de los cálculos matemáticos que esta gente había hecho. Con eso ha recobrado la iniciativa y ha puesto al Frente de todos en el centro de la escena.

- ¿Hacen alguna autocrítica por haber sido sucedidos en el poder por Macri?

En todo caso la culpa no es nuestra sino de los que lo votaron. Hay cosas de las que hicimos que se podrían corregir, por supuesto. Uno cuando mira para atrás hasta en su vida personal se da cuenta de que hay cosas que podría haber hecho mejor. Ahora, yo tengo la tranquilidad y el orgullo de haber participado con la mejor predisposición al trabajo. Nosotros hemos dictado algo así como 29.758 decretos, de los cuales 317 son DNU, y no hay ninguno que esté contradicho en la Justicia. Estoy orgulloso de mi tarea y de haber pertenecido a un gobierno que no le pidió ningún sacrificio extra al pueblo argentino. No hay gobiernos perfectos, pero si vamos a entrar a comparar imperfecciones tengo muchas más para reclamarle a este gobierno. Por ejemplo, en el terreno de la honestidad y la transparencia no le concedo a Macri el lugar ni de fiscal ni de juez, no tiene autoridad moral. Es el presidente que más cuentas off shore tiene en el mundo y es criticado en todo el mundo por eso.

-La pasó mal con la acción de la Justicia

No es la acción de la Justicia, vamos a empezar por ahí.

-A ver

Mi detención fue una gran ilegalidad. Soy el único que fue preso en una causa por encubrimiento. No hay presos por encubrimiento. Esto en una causa que es un invento, que todo el mundo lo sabe. Nosotros en ningún momento intentamos favorecer a los iraníes. Nunca se pusieron en riesgo las alertas rojas, que están en el centro de la acusación. Más allá del invento que es la causa la violación a la ley en mi detención fue flagrante.

-¿Por qué contra usted?

Fue un intento de criminalizar a un gobierno. El objetivo no era yo, el objetivo era Cristina. Es parte del plan para esmerilar su imagen. La idea era bajarle el techo, que tuviese un techo tal que en segunda vuelta perdiera. Pero los hechos acontecieron de otra manera: hoy las encuestas dicen que son más los que no votarían a Macri que los que no la votarían a Cristina.

- ¿Cómo califica la acción de la Justicia?

Es el ámbito del poder que menos se transformó en los últimos años.

-El gobierno de Kirchner cambió la Corte ¿se equivocó con la integración?

No, yo creo que fue el soplo fresco más importante en la justicia argentina fue Néstor Kirchner cuando pidió que el Congreso le hiciera el juicio político a la Corte que venía amenazando y extorsionando a los gobiernos. Y tuvo muy claro que no quería construir una corte adicta, de modo que designó miembros con reconocida solvencia intelectual.

-¿Que debería hacer el gobierno que viene con el Poder Judicial?

Hay que darle mejores herramientas. Hay que revisar funcionamiento del Consejo de la Magistratura. Y la Corte tendrá que hacer su propia autocrítica.

-El discurso de campaña del gobierno enfatizará que un triunfo del Frente de todos garantiza la impunidad al kirchnerismo

Bueno pero eso es... La mayor impunidad la están buscando ellos con (Miguel Ángel) Pichetto como candidato en la fórmula. Él es representante de la oposición en el Consejo de la Magistratura y se quiere quedar, ilegalmente. Ellos nos acusan continuamente de cosas que hacen ellos.

-La palabra impunidad va a ser eje de la campaña.

La batalla es más importante que eso. Es por la credibilidad. Es si la gente le va a seguir creyendo al gobierno de los ricos o si va a analizar fríamente la realidad y elegirá lo que le conviene.

-¿Qué efecto tendrá la nominación de Pichetto con Macri?

Inspirados en él acuñamos hace tiempo el término opoficialismo. La candidatura a vicepresidente de Macri no hace más que sincerar las cosas. Lo han pagado caro porque piensan que se han llevado a un sector del peronismo y experiencia de gobierno.

-¿Tiene poder para ser garante de la gobernabilidad?

No existe eso.

-Lo mal que va la gestión, según usted, no tiene un correlato directo en los pronósticos electorales. No parece tan fácil ganarle.

Y tiene el poder de ser oficialismo. El oficialismo siempre tiene una posibilidad. Es muy difícil ganarle al oficialismo, salvo que haya gobernado mal. Y es lo que está pasando. Si hubiese gobernado bien, nadie estaría pensando en cambiar.

LEÉ MÁS

El asado del Día del Padre salvó las ventas de las carnicerías neuquinas

Gaido: "Tenemos un programa de gobierno que incluye a todos"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído